los angeles

Familiares del bombero de Los Ángeles que fue asesinado dicen estar más unidos que nunca

Con el corazón oprimido y tratando de contener las lágrimas, Amaris Aguilar afirma acongojada que esta será el primer Día de Acción de Gracias en que su padre no estará con ellos.

Telemundo

Familiares de Francisco Aguilar, el bombero de Los Ángeles que fue secuestrado y asesinado en Rosarito, se reunieron por la celebración del Día de Acción de Gracias y por primera vez, desde que se confirmó su muerte, hablaron de la tragedia.

Con el corazón oprimido y tratando de contener las lágrimas, Amaris Aguilar afirma acongojada que esta será el primer Día de Acción de Gracias en que su padre no estará con ellos.

“Yo me siento que no puedo seguir mi vida, pero voy a hacerlo porque soy fuerte y voy a hacerlo con mi papá”, dijo Amaris, hija de Aguilar.

Aguilar, un veterano del Departamento de Bomberos de Los Ángeles, desapareció misteriosamente el pasado 20 de agosto cuando viajó para visitar su casa vacacional de Rosarito, Baja California. Durante más de dos meses, autoridades de México, en coordinación con el FBI, realizaron una intensa búsqueda.

Fue hasta el 4 de noviembre cuando la fiscalía de Baja California localizó los restos mortales de Francisco Aguilar, quien, de acuerdo con las autoridades, fue secuestrado y asesinado de varios balazos cuando intentaba escapar de sus captores, un hombre y una mujer quienes permanecen presos como presuntos responsables del crimen.

“Pretendieron deshacerse de su cuerpo a través de la cremación”, explicó el Fiscal Especial del Gobierno de Baja California, Hiram Sánchez.

“Merecen cadena perpetua. Las cosas que hicieron no merecen ser perdonadas”, dijo la hija de Aguilar, Bella Aguilar.

Reunidos la noche del Día de Acción de Gracias, los familiares de Aguilar afirmaron, en medio de su profunda tristeza, sentirse más unidos que nunca porque aseguran es lo que él más hubiera querido.

“Le damos gracias a dios que tenemos una familia muy unida que nos damos mucho apoyo, y con el apoyo de la familia, queremos justicia”, destacó la ex esposa de Aguilar, Karla Izquierdo.

Al mismo tiempo, sin embargo, señalan que siguen muy de cerca el curso de la investigación porque continúan exigiendo que se haga justicia.

“Ellos necesitan vivir toda la vida allá en la cárcel porque nadie puede vivir feliz cuando ellos están en la calle”, dijo Amaris.

La fiscalía de Baja California informó que los sospechosos aun no se les presentan cargos por homicidio pero permanecen presos acusados de privación ilegal de la libertad. Por otra parte, la familia continua en la espera de que les entreguen el cuerpo de Aguilar, para darle sepultura.

Contáctanos