los angeles

Familia asegura que trágico asesinato de madre en Pacoima “pudo haberse evitado”

La joven hispana habría sido asesinada por su expareja frente a su hija de solo 3 años en Los Ángeles.

Telemundo

LOS ANGELES, California - La familia de Karen Ruiz está con el corazón roto e indignada por la muerte de la madre de 35 años que fue asesinada a sangre fría frente a en Pacoima, presuntamente por su expareja, una tragedia que, según ellos, se pudo haber evitado.

Torturada, maltratada y amenazada. Es así como los familiares de Karen Ruiz describieron el calvario que la madre hispana vivía antes de ser asesinada en la entrada de la casa de amigos en Pacoima, y frente a su hija de 3 años, el pasado 6 de enero.

Según la familia, Karen aún estaría viva si el sospechoso no hubiera salido de la cárcel. El año pasado su expareja Herbert Nixon Flores, de 46 años, le había propinado una severa golpiza a la madre hispana y no fue hasta septiembre que el sujeto fue arrestado. Sin embargo, días después quedó en libertad.

“Ella tenía miedo, no salía por una semana, no podía trabajar ni hacer nada por como la golpeó [la expareja de Ruiz]”, dijo un familiar a Telemundo 52.  “Lo primero que hicieron fue darle fianza y sacarlo libre eso hizo la policía”.

Flores se quitó la vida luego del presunto asesinato, según las autoridades.

“Teníamos textos, llamadas, y  mensajes que decían que él la iba a matar”, dijo un familiar. 

Además de que el sospechoso tenía un amplio récord criminal que incluía robo, porte ilegal de armas, transportación de sustancias controladas y falsificación de identidad, era un inmigrante indocumentado.

Voceros de ICE culparon a las leyes santuarios y dijeron que la Policía de Los Ángeles no lo entregó a inmigración para su deportación.

“Flores era un ciudadano salvadoreño ilegalmente presente en el país con un historial criminal y condenas que abarcan 30 años. Desde 1990 ha sido deportado de Estados Unidos 10 veces”, dice el comunicado de ICE.

El sospechoso enfrenta cargos por homicidio capital tras el supuesto asesinato de las mujeres hispanas de 58 y 30 años.

Por su parte el jefe de la policía Michael Moore se defendió asegurando que ellos actuaron de acuerdo a lo estipulado en los reglamentos estatales y agrego que, “le preguntaría a ICE, ¿por qué si este individuo estaba en la comunidad no lo habían ya deportado"? 

 Lo cierto para los allegados de Ruiz es que ella pagó con su vida. El no haber frenado a tiempo a un "violento criminal" que estaba fuera de control, su pequeña hija ha quedado huérfana y han creado un fondo en internet para ayudarla. 

“Pudiese haberse prevenido si lo tuvieran en la cárcel, o si lo hubieran deportado”, dijo un ser querido de Ruiz.  

Fuera de cámara, Telemundo 52 escuchó un audio en que el -según la familia- el sospechoso Hebert Nixon Flores insultaba con vejaciones y amenazas a Karen, aparentemente motivado por celos a la víctima.

Contáctanos