Corona

Acusan a exoficial de LAPD por el tiroteo mortal en un Costco de Corona

Salvador Sánchez fue acusado de homicidio voluntario en el tiroteo de 2019 en Corona.

La familia del hombre que que murió a manos de un policía en una tienda Costco en Riverside entabló una demanda civil contra el oficial y la ciuda de Los Ángeles.

Un exoficial del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) que abrió fuego durante un altercado dentro de una tienda Corona Costco en 2019, matando a un hombre de 32 años e hiriendo a sus padres, fue arrestado el lunes por cargos de homicidio voluntario y asalto con arma de fuego semiautomática.

Salvador Sánchez fue arrestado en el condado de Riverside, según la Oficina del Fiscal General del estado, que está a cargo del caso. Sánchez inicialmente había evitado el enjuiciamiento, y un jurado del condado de Riverside se negó a acusarlo tres meses después del tiroteo.

El fiscal de distrito del condado de Riverside, Mike Hestrin, anunció en ese momento que acataría la decisión del gran jurado y no iniciaría un caso.

Pero la Oficina del Fiscal General del estado acordó revisar el tiroteo, lo que llevó al arresto del lunes.

“Cuando haya motivos para creer que se ha cometido un delito, buscaremos justicia”, dijo el fiscal general Rob Bonta en un comunicado.

"De eso se tratan exactamente estos cargos: hacer justicia después de una revisión independiente y exhaustiva de las pruebas y la ley. En última instancia, cualquier pérdida de vida es una tragedia y tener una licencia para portar un arma no significa que no sea responsable de cómo la usa. No importa quién sea usted, nadie está por encima de la ley”.

Tiroteo dentro del local

Los cargos se derivan del tiroteo que ocurrió el 14 de junio de 2019, dentro de la tienda Costco en 480 N. McKinley St., matando a Kenneth French, quien fue descrito por su familia como no verbal e intelectualmente discapacitado. Los padres de French, Russell y Paola, resultaron heridos en el tiroteo.

La policía de Corona dijo que el entonces oficial fuera de servicio estaba comprando en Costco con su familia, sosteniendo a su hijo en sus brazos, cuando, “sin provocación, un hombre desconocido para la familia del oficial agredió al oficial”.

Los French estaban comprando cuando se acercaron a una mesa de muestras de comida con salchichas. Sánchez también estaba en la mesa de muestras, sosteniendo a su hijo, dijeron las autoridades. La familia French y su abogado, Dale Galipo, han admitido que Kenneth French empujó a Sánchez al suelo por razones desconocidas.

Según el abogado del oficial, David Winslow, Sánchez perdió brevemente el conocimiento y cuando despertó, estaba en el suelo y su hijo de 18 meses estaba junto a él gritando. Winslow dijo que el oficial “no tuvo más remedio que usar fuerza mortal”.

La familia French ha afirmado que le suplicaron a Sánchez que no disparara, y le dijeron al oficial que su hijo, que había sido diagnosticado con esquizofrenia y era en gran parte no verbal, tenía problemas de salud mental. También afirman que se estaban alejando de Sánchez cuando ocurrió el tiroteo.

Familiares involucrados en un mortal tiroteo en una tienda Costco exigen que se haga públicoel video que muetra lo ocurrido durante el incidente.

La policía de Corona dijo anteriormente que Kenneth French recibió un disparo en el hombro y tres en la espalda, mientras que Paola French recibió un disparo en la espalda y su esposo recibió un disparo en el abdomen, lo que provocó la pérdida de un riñón.

La Comisión de Policía de Los Ángeles determinó más tarde que Sánchez actuó fuera de la política del departamento al sacar su arma y usar fuerza mortal. El informe del jefe de LAPD, Michel Moore, sobre el incidente indicó que el oficial se sintió como si le hubieran “disparado” después de ser golpeado por French. Cuando Sánchez miró de nuevo a French, el oficial dijo que parecía que French podría haber estado sosteniendo un arma de fuego, aunque ninguna fue recuperada en posesión de French.

Los padres de French demandaron a la ciudad de Los Ángeles y al oficial. La demanda del Tribunal Superior de Los Ángeles alega agresión, negligencia, violaciones de los derechos civiles y la imposición intencional y negligente de angustia emocional.

Galipo, el abogado de la familia French, calificó el tiroteo como “una reacción exagerada total en nombre de este oficial de policía”.