Alcadía de Los Ángeles

Exigen la renuncia de tres miembros del Concejo de Los Ángeles tras comentarios racistas

"No hay lugar para el lenguaje racista y de odio, ni la retórica incendiaria debe coexistir con los deberes del servicio en la función pública, especialmente en un lugar tan diverso como la ciudad de Los Ángeles’’, según un comunicado el lunes de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados.

Telemundo

Funcionarios electos, comunidad y grupos políticos aumentaron la presión el lunes sobre tres miembros del Concejo Municipal de Los Ángeles grabados en una conversación cargada de racismo, exigiendo que renuncien de inmediato sus asientos.

"No hay lugar para el lenguaje racista y de odio, ni la retórica incendiaria debe coexistir con los deberes del servicio en la función pública, especialmente en un lugar tan diverso como la ciudad de Los Ángeles’’, según un comunicado el lunes de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados.

"Nosotros pedimos a la presidenta del Concejo Municipal de Los Ángeles, Nury Martínez, que renuncie a su puesto y oficina de liderazgo, y también pedimos que los otros miembros del Concejo Municipal involucrados, Kevin de León y Gil Cedillo, evalúan las acciones que deben tomar.

"Las palabras importan, y no podemos hacernos los ciegos ante sentimientos homófobos y anti-negros. El momento de la unidad es ahora, y estamos listos para trabajar con nuestros hermanos y hermanas de toda la comunidad para mover la ciudad de Los Ángeles adelante''.

El grupo comunitario Unión del Barrio también emitió un comunicado denunciando las declaraciones de Martínez y de León y pidieron sus renuncias inmediatas del cabildo, junto a Cedillo.

“Estas declaraciones divisivas de políticos de carrera son una afrenta a las décadas de trabajo entre las comunidades negras y latinas para construir unidad y solidaridad'', según el grupo.

“Sin embargo, seamos claros, la forma grosera y manera de pensar reaccionaria y retrógrada de estos 'líderes comunitarios' NO representan los principios y valores de la comunidad Black and Brown.

Miembros de la comunidad indígena codenaron el racismo, la homofobia y la ignorancia frente al edificio del ayuntamiento de Los Ángeles, al mismo que la presidenta del concejo angelino Nury Martínez enviaba un comunicado con su renuncia a la presidencia del mismo.

La Federación de Maestros de California emitió un comunicado llamando los comentarios sobre la grabación de audio "espantosos e inaceptables".

“Los líderes de nuestros gobiernos locales, estatales y nacionales deben estar obligados a los estándares más altos, abogando por todos los miembros de su comunidad, y cuando no cumplan con esos estándares, deben renunciar o ser removidos'', según el sindicato.  "Debemos unir a nuestras comunidades contra el odio y el miedo. Eso es por qué nosotros, los líderes de la CFT, estamos con el miembro del Concejo, Mike Bonin y otros líderes de la ciudad, al pedir a las personas que hicieron estos comentarios hirientes que renuncien. Debemos unir, no dividir nuestras comunidades”.

La Cámara de Comercio del Área de Los Ángeles también pidió a los miembros del consejo renunciar, al igual que la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes, California Nurses Association y United Teachers Los Angeles, el sindicato que representa a Los Maestros del Distrito Escolar Unificado de Ángeles. Martinez es un exmiembra de la Junta de Educación de LAUSD.

Un numeroso grupo de personas llegó hasta el domicilio de Nury Martínez para expresar su descontento tras sus comentarios.

Kelly Gonez, miembro actual de la junta, emitió un comunicado pidiendo a la trío de concejales a renunciar.

"Como madre, latina y educadora, estoy horrorizada por el racismo, comentarios de odio hechos de manera tan casual e insensible por parte de nuestros líderes del concejo municipal'', dijo. “Nuestras comunidades y nuestros niños merecen algo mejor. Esta conducta demuestra agudamente que las personas involucradas no son aptas para liderar nuestra ciudad en cualquier capacidad. Los concejales Cedillo, de León y Martínez deben renunciar inmediatamente''.

Líderes de los locales del Sur de California de los Empleados de Servicio Unión Internacional emitió una declaración conjunta pidiendo a todos los involucrados en la conversación para renunciar.

“El racismo anti-negro y anti-indígena, la homofobia, el abuso del poder, la división y la absoluta crueldad expresada en esta conversación son intolerables e inaceptable'', dijeron. "Estos no son los valores del movimiento obrero y socavan la unidad requerida para construir un Los Ángeles. Estos individuos han fallado la prueba del liderazgo. Es importante que renuncien a sus cargos y se hagan a un lado para que la curación pueda comenzar y nuestro movimiento pueda unirse para hacer progreso para todos los trabajadores en Los Ángeles”.

La organización de derechos civiles National Action Network emitió un comunicado similar:

No necesitamos más investigación. El video expone a los tres miembros del consejo haciendo o aceptando declaraciones que son anti-negras, de odio y muestra desprecio por las personas que allanaron el camino para que ellos mantengan estos posiciones políticas. Como funcionarios públicos, los miembros del consejo están aquí para servir a toda la comunidad, no solo los que se parecen a ellos. “Nuestros líderes deberían mantener unos estándares altos y estas conversaciones expusieron que los miembros del concejo no pueden llegar a ese nivel”.

La supervisora ​​del condado de Los Ángeles, Sheila Kuehl, emitió un comunicado exigiendo sus renuncias.

“Cuantas partes lesionadas -- y, créanme, todos los angelinos resultaron lesionados en cierto grado por este intercambio tóxico, en caso de que se exijan renuncias completas, seguido de una humilde inclinación para sanar las relaciones entre Black y Brown, indígena y no indígena, queer y heterosexual, así como entre líderes sindicales y sindicalistas'', dijo Kuehl.

El representante Ted Lieu, D-Torrance, también pidió al trío que renuncie, al igual que el representante Adam Schiff, D-Burbank.

"Lamentablemente, esta desagradable y cínica conversación solo confirmará la desconfianza del público en el liderazgo de la ciudad. Debemos redoblar nuestros esfuerzos para garantizar que los insultos racistas, el discurso de odio y la retórica violenta no tienen cabida en Los Ángeles -- mucho menos en los peldaños más altos del liderazgo político de la ciudad. Para empezar el largo proceso de reconstruir la confianza, es en el mejor interés de la ciudad que los miembros del consejo involucrados renuncian y asumen la responsabilidad total de su comportamiento".

Contáctanos