muertes for COVID-19

Estudio: muertes por COVID-19 relacionadas con mala calidad del aire

Un ejemplo de los hallazgos: los vecindarios del condado de Los Ángeles con la peor calidad del aire vio un aumento del 60% en las muertes por COVID-19, en comparación con comunidades con mejor calidad de aire.

Getty Images

Un proyecto de investigación dirigido por la escuela Fielding de Salúd Pública de la UCLA descubrió que los vecindarios del condado de Los Ángeles con mala calidad de aire tuvo la tasa de muertes más altas por el coronavirus.

“Nuestros hallazgos implican una asociación potencialmente grande entre la  exposición a la contaminación del aire a la población y la tasa de casos y muertes por COVID-19”, dijo el Dr. Michael Jerrett, profesor de ciencias del ambiente y salud de la escuela Fielding y líder del proyecto.

“Estos hallazgos son especialmente importantes para focalizar intervenciones destinadas a limitar el impacto de COVID-19 en comunidades contaminadas”.

La investigación - “Análisis espacial de COVID-19 y el aire relacionado con la contaminación del tráfico en Los Ángeles” - se publica en la edición de agosto de la revista revisada por colegas Environment International, y ahora está disponible en línea.

Un ejemplo de los hallazgos: los vecindarios del condado de Los Ángeles con la peor calidad del aire vio un aumento del 60% en las muertes por COVID-19, en comparación con comunidades con mejor calidad de aire.

“En los EEUU, las comunidades más contaminadas a menudo tienen ingresos más bajos y proporciones más altas de personas negras y latinas”, dijo el coautor Jonah M. Lipsitt, investigador de la escuela Fielding para Soluciones Climáticas para la Salud de UCLA. “Además, las personas negras y latinas tienen tasas más altas de condiciones preexistentes, que pueden exacerbar aún más el riesgo de transmisión y muerte por COVID-19. El riesgo elevado de incidencia de casos y mortalidad observado en estas poblaciones puede resultar, en parte, de una mayor exposición a la contaminación del aire”.

El equipo de investigación, de la Escuela Fielding de UCLA, UC Berkeley y UC Merced, analizó la relación entre la contaminación del aire y la tasa de incidencia de mortalidad y letalidad de los casos de COVID-19 en los vecindarios del condado de Los Ángeles.

Ellos se centraron en el dióxido de nitrógeno porque el contaminante sirve como marcador de contaminación del aire relacionada con el tráfico, o TRAP, en general.

“Sabemos que TRAP está asociado con muchas morbilidades respiratorias, incluyendo asma, enfermedad pulmonar crónica, cáncer de pulmón y tracto de infecciones respiratorios, así como hospitalizaciones, mortalidad y un mayor riesgo de infección viral respiratoria”, dijo el Dr. Yifang Zhu, profesor de FSPH de ciencias de la salud ambiental y principal decano asociado de programas académicos.

“Se ha descubierto que el dióxido de nitrógeno, por ejemplo, perjudica la función de macrófagos alveolares y células epiteliales, lo que aumenta el riesgo de infecciones”.

El trabajo llega hasta el nivel de ciudad y barrio en el condado de Los Ángeles, hogar de más de 10 millones de personas, una población mayor que 40 estados de EEUU.

Contáctanos