sur de los angeles

Reportan ola de ataques con balas de pintura que han dejado heridos

La policía asegura que este año casi 90 agresiones similares han sucedido en Los Ángeles, la mayoría en el sur de la ciudad.

Telemundo

En lo que va del año, se han registrado casi 90 incidentes de ataques con armas que disparan balas de pintura en Los Ángeles. Residentes deben estar atentos porque las víctimas son personas inocentes que al azar están siendo afectadas y hasta malheridas por estas guerras de proyectiles de pintura, que son disparados utilizando rifles muy similares a armas verdaderas.

Alejandra Barreto y su novio fueron víctimas inocentes de uno de estos ataques mientras vendían comida para ayudar con sus gastos. Dicen que fueron varios jóvenes los que atacaron.

“Miré a estos hombres con pistolas de pintura y salgo enseguida y a los dos los miro recostados en el pavimento”, dijo Luz Balbuena, madre de Alejandra Barreto, hablando de las víctimas.

En un video de celular se escuchan los disparos del incidente, que ocurrió en Watts hace unos días.

“Iban unos caminando y luego se fueron y se subieron a carros”, dijo Barreto.

La policía asegura que este año casi 90 agresiones similares han sucedido en Los Ángeles, la mayoría en el sur de la ciudad. Ocho personas han sido arrestadas recientemente, de entre 16 y 22 años.

“Este tipo de crimen puede ser un crimen mayor que los puede llevar a la cárcel. Se llama asalto con un arma mortal”, dijo Liliana Preciado, detective del LAPD.

Las armas de balas de pintura pueden ser fácilmente compradas en tiendas y las están usando para retos, crueles bromas o hazañas, explica la policía.

“Están usando este tipo de balas en una guerra de pintura… Salen a las calles donde está la gente, las víctimas inocentes, haciendo su vida cotidiana y se empiezan a disparar los unos a los otros”, dijo Preciado. 

Los videos están siendo compartidos en la Internet.

“Están grabando cuando lo están haciendo y suben los videos a las redes sociales”, dijo Preciado. 

Pero una de las grandes preocupaciones de las autoridades es lo real que lucen estas armas, muy parecidas a rifles de asalto, y temen que una de estas bromas pesadas termine en un trágico desenlace. Alguien armado puede creer que se trata de un arma verdadera y disparar en defensa propia. 

“Estamos viendo a dos tipos de jóvenes, unos que están tratando de ganarse la vida o hacer un ahorro para sus estudios y estamos viendo el otro tipo de jóvenes que solamente están vandalizando”, dijo Balbuena.

Aunque tener estas armas de pintura es legal, malherir a una persona puede ser considerado un asalto y el responsable podría recibir cargos por un delito mayor.

Contáctanos