robo

Dueño de negocio en Los Ángeles duerme en restaurante tras violento robo

Telemundo

El dueño de D-Town Burger Bar ha estado operando sin una puerta de entrada durante casi una semana después de que alguien entró y le robó dinero en efectivo y su tranquilidad.

Ahora ha estado durmiendo ahí toda la noche solo para proteger su negocio.

“Un tipo entró en medio de la noche y rompió la puerta, rompió la puerta y entró y robó la caja registradora”, dijo Pedro Mojarro, propietario de D-Town Burger Bar.

El restaurante de Mojarro fue asaltado en menos de un minuto justo después de la medianoche del lunes por la mañana.

Mojarro le dijo a LAPD que había $1,500 dentro de esa caja registradora.

Mientras tanto, la puerta de entrada de vidrio costará miles de dólares más para reemplazarla.

“El primer día, lo tapé con la madera y me fui a casa dos horas después, un tipo intentó entrar”, dijo Mojarro.

Desde entonces, todo ha sido como siempre para Mojarro durante el día.

Lo que es inusual es que ha estado pasando la noche aquí mientras espera que reemplacen la puerta de vidrio.

“Nos quedamos aquí o le pago a alguien más para que se quede toda la noche, cubrimos con esa madera pequeña de allá y nos quedamos aquí toda la noche”, dijo Mojarro.

El NBC4 I-Team analizó los robos dentro de un radio de cuatro cuadras del D-town BurgerBar y encontró solo tres robos reportados desde principios de año, incluido uno que tuvo lugar la misma mañana a solo una cuadra de distancia 10 minutos antes.

Los dueños de negocios vecinos dicen que los delitos contra la propiedad son tan desenfrenados que a veces ni siquiera se molestan en llamar a la policía.

“Todos los días tengo problemas”, dijo Claudia Wallace, propietaria de un mercado a unas pocas tiendas de Mojarro.

“El negocio, te fijas en que muchas tiendas están cerradas. ¿Cuál es el problema? Porque vienen a robar todos los días”, dijo Wallace.

Mojarro dice que normalmente guarda las ganancias del día en una caja fuerte, pero el robo ocurrió después de que cerraron el domingo, su único día libre de la semana.

Ahora solo desea que se pueda hacer más para frenar el crimen.

“También es frustrante, ya sabes, porque trabajamos para algo solo para que la gente pueda venir y tomarlo gratis siempre”, dijo Mojarro.

Contáctanos