Condado de Los Ángeles

Disminuyen significativamente los homicidios de niños cometidos por cuidadores

Los homicidios de niños en el condado alcanzaron su punto máximo en 1991 cuando 61 niños fueron asesinados por cuidadores, con un mínimo de ocho muertes en 2017, según el informe, que señaló que los datos preliminares muestran 10 homicidios de niños en el condado el año pasado.

Baby's crib

Los homicidios de niños cometidos por cuidadores han disminuido un 73% en las últimas tres décadas en el condado de Los Ángeles, según un informe publicado el viernes.

La retrospectiva de 30 años del Consejo Interinstitucional sobre Abuso y Negligencia Infantil (ICAN por sus siglas en ingles) encontró que cerca de 1,000 niños en el condado de Los Ángeles han sido asesinados por un padre, la pareja adulta de uno de los padres, una niñera u otro miembro de la familia que brinda cuidado infantil desde 1989.

Los homicidios de niños en el condado alcanzaron su punto máximo en 1991 cuando 61 niños fueron asesinados por cuidadores, con un mínimo de ocho muertes en 2017, según el informe, que señaló que los datos preliminares muestran 10 homicidios de niños en el condado el año pasado.

"Sabes que no hay mayor tragedia que la muerte de un niño, especialmente cuando esa muerte llega a manos de un cuidador", dijo el fiscal de distrito George Gascon en una conferencia de prensa en línea anunciando los resultados del informe. "Estamos aquí hoy, el Día Nacional de los Niños, para recordar las vidas de los jóvenes que se han perdido a causa de la violencia".

El fiscal principal del condado dijo que quería recordar especialmente a tres niños, de 6 meses, 2 años y 3 años, que supuestamente fueron asesinados por su madre de 30 años, Liliana Carrillo, quien fue acusada el lunes de tres cargos de asesinato.

Gascón dijo que su objetivo "siempre será prevenir un crimen antes de que suceda", pero prometió responsabilizar al perpetrador por sus acciones cuando un niño sea lastimado.

Liliana Carrillo dijo en una entrevista en la cárcel que los ahogó para mantenerlos alejados del padre.

Deanne Tilton Durfee, directora ejecutiva de ICAN, señaló que cada una de las cifras del informe "representa la pérdida de la vida de un niño".

"Esto nos motiva a continuar con la desgarradora tarea de investigar la naturaleza y el alcance de las muertes por abuso infantil para salvar a otros niños de estos trágicos resultados", ella dijo.

Más de la mitad de los niños (524) murieron de traumatismo craneoencefálico, traumatismos múltiples y golpes en el torso, dijo Durfee, y señaló que muchas de esas muertes fueron el resultado de "una disciplina excesiva de niños muy pequeños relacionada con el llanto, el entrenamiento para ir al baño, mojar la cama, alimentarse y comportamientos desafiantes típicos de la niñez".

Dijo que los datos refuerzan la importancia de reconocer el alto riesgo para los niños muy pequeños.

Más de la mitad de los niños asesinados desde 1989 eran menores de 1 año y dos tercios eran menores de 3 años, y los niños menores de 3 años, varones e hispanos o afroamericanos más vulnerables a las acciones fatales de sus cuidadores, según al informe.

El informe también encontró que:

  • Los cuidadores masculinos (desde los 18 hasta los 40 años) han sido los principales perpetradores en la mayoría de los homicidios de abuso infantil y matan a niños en una tasa más alta que a niñas, mientras que las mujeres tenían en promedio entre 22 y 30 años cuando cometieron un homicidio de niños;
  • Los niños tenían más probabilidades de ser asesinados por un padre que por una familia extensa o un cuidador no relacionado, y el 90% de ellos eran figuras parentales, según Durfee;
  • Un historial de bienestar infantil, violencia doméstica y abuso de sustancias fueron los "principales factores co-relacionados", seguidos de una enfermedad mental y un historial de abuso del padre / cuidador cuando era niño;
  • Los niños que murieron a manos de un cuidador murieron con mayor frecuencia por traumatismo craneoencefálico, traumatismos múltiples y heridas de bala, y esas tres causas representaron el 57% de las muertes.

Los investigadores notaron que los factores que pueden haber contribuido a la disminución incluyen una caída significativa en la tasa de natalidad en el condado, la conciencia de la comunidad sobre las muertes por abuso infantil, los programas de visitas domiciliarias, el programa "Safe Surrender" que permite a las madres dejar a sus bebés de forma anónima en cualquier momento en una estación de bomberos u hospital, y experiencia médica para identificar, diagnosticar y tratar el posible abuso y negligencia infantil.

Mientras tanto, de 617 suicidios durante un período de tres décadas, el 71% fueron hombres, según el informe. El mayor número de suicidios (44) se informó en 1993, y el menor de 10 en 2007, hallaron los investigadores.

Derechos de autor CNS - City News Service
Contáctanos