Coronavirus en Los Ángeles

Pacientes con COVID-19 superan los 2,000 casos en los hospitales del condado de Los Ángeles

La cifra de contagios por coronavirus ha aumentado el número de casos diarios en las últimas dos semanas. Las hospitalizaciones están en su nivel más alto desde febrero de 2021.

Telemundo

El condado de Los Ángeles sobrepasó la cifra de los 2,000 contagios por coronavirus este martes, en medio de un aumento en las infecciones que ha disparado el número de casos diarios durante las últimas dos semanas.

Según cifras estatales, hubo 2,240 pacientes COVID positivos en los hospitales del condado a partir del martes, una subida en comparación con el lunes que había 1,994 casos.

De esos pacientes, 303 estaban siendo tratados en cuidados intensivos, un aumento respecto a los 278 del día anterior.

El número de hospitalizaciones es el más alto desde febrero de 2021 en medio de otra oleada de COVID-19 invernal. Debido al aumento del número de pacientes, el Departamento de Salud Pública del condado instó el lunes a los residentes a evitar visitar las salas de emergencia de los hospitales, a menos que necesiten atención de urgencia.

“Los residentes no deben visitar el departamento de emergencias solo para hacerse una prueba de COVID-19 o para quejas menores que podrían resolverse a través de su médico de atención primaria”, según informó el condado.

Los funcionarios de salud han notado a lo largo de la pandemia que muchos de los pacientes con COVID-19 positivos en los hospitales fueron admitidos por razones distintas al virus, y sólo se enteraron de que estaban infectados cuando se les hizo la prueba al llegar.

Christina Ghaly, directora de servicios de salud del condado, dijo a Los Angeles Times que alrededor de dos tercios de los pacientes positivos para COVID-19 en los cuatro hospitales, operados por el condado, fueron admitidos por algo diferente al coronavirus.

La demanda para las pruebas de COVID-19 en clínicas o en casa continúa aumentando.

Sin embargo, el creciente número de pacientes ha generado inquietudes sobre la estabilidad del sistema hospitalario. Es por ello que las autoridades han dicho que los problemas de personal limitarán la capacidad de los hospitales para expandir rápidamente la capacidad de los pacientes, como lo hicieron el invierno pasado, cuando el número de pacientes con COVID-19 superó los 8,000.

CASOS DE COVID-19 EN NIÑOS SIGUEN AUMENTANDO

El Departamento de Salud Pública del condado informó el lunes que el número de pacientes pediátricos con COVID-19 en los hospitales, aunque todavía es relativamente pequeño, aumentó en casi un 190% del 4 al 25 de diciembre, y los niños menores de 4 años experimentaron el mayor incremento pediátrico.

Aunque las cifras actuales no estaban disponibles de inmediato, funcionarios del condado dijeron la semana pasada que el 2 de diciembre, había ocho pacientes pediátricos hospitalizados con COVID-19 en el condado, pero ese número aumentó a 21 el 23 de diciembre.

“A medida que los estudiantes regresan al aula, todos debemos seguir las medidas de seguridad de salud pública implementadas para garantizar que nuestras escuelas puedan abrir de manera segura después de las vacaciones de invierno”, dijo la directora de salud pública Bárbara Ferrer en un comunicado el lunes.

“Debido a que una mayor transmisión comunitaria crea desafíos adicionales en nuestras escuelas, todos deben hacer su parte para frenar la propagación del virus”, agregó Ferrer.

La funcionaria de salud pública señaló la importancia de las vacunas y los refuerzos. “Estos brindan la mayor protección contra el COVID-19, reduciendo la transmisión y las interrupciones en el aprendizaje en las escuelas; las familias deben actuar con urgencia para vacunar a sus hijos en edad escolar”, dijo.

LAS MEDIDAS DEL CONDADO PARA EVITAR CONTAGIOS DE COVID-19 EN LAS ESCUELAS

El condado emitió pautas revisadas a fines de la semana pasada para las escuelas. Exigen que los maestros y el personal usen máscaras de grado quirúrgico mejoradas, mientras que también requiere que los estudiantes usen máscaras al aire libre cuando el distanciamiento físico no es posible.

Docenas de distritos escolares reanudaron las clases en persona el lunes, mientras que el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles regresará la próxima semana.

Empleados y estudiantes deberán someterse a pruebas del coronavirus antes de regresar a clases la próxima semana, tras las vacaciones de Navidad.

El LAUSD requiere que todos los estudiantes y el personal sean evaluados antes de que se reanudan las clases presenciales el 11 de enero.

El condado indicó que ayudará a distribuir la prueba del coronavirus en los hogares para los estudiantes, que han sido dispuestos por el estado.

El gobernador Gavin Newsom dijo anteriormente que se distribuirían 6 millones de kits para el hogar a todos los estudiantes del estado, pero la entrega ha sido más lenta de lo planeado originalmente. Algunos distritos aún no reciben ninguno de ellos.

Con la variante Ómicron, altamente transmisible, el número de casos del condado se ha disparado durante la última semana.

El condado de LA reportó casi 45,000 nuevos casos durante el fin de semana, luego de un récord diario de 27,091 nuevas infecciones el viernes.

El lunes, cuando los números de casos y muertes son tradicionalmente bajos debido a retrasos en los informes del fin de semana, el condado anunció ocho muertes más relacionadas con COVID-19 y 16,269 casos nuevos.

CASOS DE FALLECIDOS POR COVID-19 AUMENTAN LIGERAMENTE EN EL CONDADO DE LA

Los números aumentaron el número de muertos por COVID-19 del condado a 24,647 y el número acumulado de casos desde la pandemia a 1,757,522.

La tasa diaria promedio de personas que dan positivo con el virus en siete días fue del 22,5% a partir del lunes. Esa tasa estaba por debajo del 1% en noviembre.

Estados Unidos agregó recientemente dos nuevas armas a su pequeño arsenal contra el coronavirus: píldoras que los pacientes pueden tomar en casa para tratar el COVID-19.

Los funcionarios de salud continuaron instando a los residentes a reducir las actividades que ponen en riesgo de contagio, como las que se hacen en lugares cerrados y las personas se quitan el tapabocas, así como eventos al aire libre llenos de gente.

“Los días venideros serán extraordinariamente desafiantes para todos nosotros a medida que surja un número de casos alto que refleje una transmisión generalizada del virus. Para asegurarnos de que las personas puedan trabajar y asistir a la escuela, todos debemos actuar de manera responsable”, dijo Ferrer a finales de la semana pasada.

También señaló que, en general, las tasas de mortalidad por COVID-19 se han mantenido relativamente planas en el condado, a pesar del dramático aumento de infecciones. Sin embargo, dijo que eso podría cambiar.

“Afortunadamente, las muertes siguen siendo bajas y no han cambiado, pero esto es porque solo falta una semana desde que nuestras hospitalizaciones comenzaron a aumentar”, dijo Ferrer.

Las autoridades han dicho que alrededor del 90% de las muertes por COVID-19 durante la pandemia ocurrieron en personas que tenían problemas de salud subyacentes. Las afecciones más comunes son la hipertensión, la diabetes y las enfermedades cardíacas.

Contáctanos