robos en 7-Eleven

Condenan a hombre que desató terror tras serie de robos en 7-Eleven del sur de California

La ola de robos ocurrió en varias tiendas 7-Eleven en los condados de Orange, Los Ángeles, Riverside y San Bernardino.

Telemundo

Jason Payne, un residente de Los Ángeles, fue sentenciado a 7 años de prisión tras una ola de crímenes en tiendas 7-Eleven ocurridos en julio, informó la oficina del Fiscal del Distrito de Orange.

Payne, de 44 años, se declaró culpable de tres delitos graves de robo y un delito grave de intento de robo por hechos ocurridos el 11 de julio en Santa Ana, La Habra y Brea. El hombre no entró físicamente a las tiendas, pero participó en los hechos que dejaron tres personas muertas. 

Por su parte, Malik Patt, de 20 años, quien fue identificado como un vecino de Payne, fue identificado como el presunto responsable de disparar y matar a tres víctimas que se encontraban en las tiendas 7-Eleven. 

Los hombres presuntamente participaron en una ola de terror que se extendió por los condados de Orange, Riverside, Los Ángeles y San Bernardino.

Patt se encuentra detenido sin derecho a fianza y enfrenta la pena de muerte por los delitos de homicidio, intento de homicidio, robo y robo agravado, entre otros. 

“Hoy es un paso importante para lograr justicia para las víctimas que fueron aterrorizadas por el terror que estos dos individuos llevaron a cabo en el sur de California”, dijo en un comunicado el fiscal de distrito del condado de Orange, Todd Spitzer. “Se dirigieron a víctimas vulnerables que eran personas trabajadoras y que solo intentaban ganarse la vida o sobrevivir en las calles. Una cantidad increíble de coordinación y colaboración entre las fuerzas del orden en todas las jurisdicciones dio como resultado que estos peligrosos sospechosos fueran rápidamente identificados, arrestados y acusados de sus delitos”, agregó.

Patt y Payne fueron arrestados el 15 de julio en Los Ángeles tras una búsqueda intensa en los condados afectados por la serie de robos y homicidios.

Víctimas mortales tras robos en tiendas 7-Eleven

La oficina del Fiscal del condado de Orange reveló las identidades de algunas de las víctimas mortales:

  • Patt es acusado de dispararle en la cabeza a un indigente que dormía en North Hills, en el condado de Los Ángeles, después de robar un 7-Eleven. El hombre murió a causa de su herida. El forense del condado de Los Ángeles aún no ha revelado la identidad de la víctima en espera de la notificación de los familiares.
  • El 11 de julio a las 3:23 a.m., Matthew Rule, de 24 años, falleció tras recibir un disparo en la cabeza en un 7-Eleven de Santa Ana en la cuadra 300 de E. 17th Street. Rule presuntamente fue confrontado por Patt en el estacionamiento.
  • Más adelante, a las 3:54 a.m., Matt Hirsch, de 40 años, un empleado de un 7-Eleven ubicado en Brea falleció tras recibir un disparo en la cabeza. 
  • A las 4:55 a.m., Patt presuntamente le disparó en la cara a un hombre que estaba dentro de un carro en la cuadra 300 de Whittier Blvd. en La Habra y a un empleado de un 7-Eleven en la misma ubicación. Ambos sobrevivieron.

El video que encabeza esta nota salió al aire el 18 de julio del 2022.

Contáctanos