COVID-19

Condado de Riverside está logrando avances hacia objetivo de “inmunidad colectiva” dicen funcionarios

Se han administrado más de 1.3 millones de vacunas COVID en el condado de Riverside, según datos del condado.

A COVID-19 vaccination is administered.
NBC Bay Area

El condado de Riverside informó el jueves otras cinco muertes atribuidas al coronavirus, junto con un ligero aumento en nuevas infecciones y casos de virus activos. 

El número total de muertes por complicaciones relacionadas con el virus registradas durante el año pasado aumentó a 4,519, según el Sistema de Salud de la Universidad de Riverside, que informó de otros 170 casos de virus el jueves para un total acumulado de 297,078. 

Las cifras de RUHS muestran 97 pacientes con coronavirus en hospitales de todo el condado, tres más que el miércoles. Esa cifra incluye 22 pacientes de la unidad de cuidados intensivos, uno menos que hace un día. El número de casos de virus activos conocidos en todo el condado es de 2,203, un aumento de 37. 

El recuento activo se obtiene restando las muertes y recuperaciones del total actual, 297,078, según la Oficina Ejecutiva del condado. 

Las dos dosis de la vacuna de Pfizer son efectivas al menos seis meses después, según la farmacéutica.

Los funcionarios de salud del condado le dijeron a la Junta de Supervisores el martes que el condado de Riverside está logrando avances hacia el objetivo de la “inmunidad colectiva” contra el coronavirus, como lo reflejan los datos, al tiempo que reiteran que el virus sigue siendo una amenaza. “Hoy estamos en un lugar mejor que hace varios meses”, dijo a la junta el Dr. Geoffrey Leung, oficial de salud pública del condado. “Creemos que muchas personas han tenido COVID y ahora tienen algo de inmunidad natural”. 

Leung dijo que los residentes del condado de Riverside aún deberían vacunarse, y dijo que una persona que se infecta, incluso después de haber sido inmunizada, es “menos probable que le pase el virus a otra persona”. 

Se han administrado más de 1.3 millones de vacunas COVID en el condado de Riverside, según datos del condado. Eso ha resultado en que aproximadamente el 70% de los residentes de 65 años o más, que tienen el mayor riesgo de hospitalización o muerte por COVID-19, estén inmunizados, según el director del Departamento de Salud Pública, Kim Saruwatari. 

Según Saruwatari, la tasa de positividad del coronavirus del condado se mantiene sin cambios esta semana en 2%, y la tasa de casos ajustada por el estado es 3.6 por cada 100,000 personas, lo que refleja un promedio continuo de siete días. 

El condado de Riverside pasa al color naranja en el sistema de mediación del coronavirus, y estas son buenas noticias para la economía local.

La semana pasada, fue de 3.5 por 100,000. 

Más negocios del condado pudieron abrir el miércoles pasado en medio de restricciones más leves debido a que el condado ingresó al nivel naranja del sistema regulatorio de salud pública del estado. 

El condado había estado en el nivel rojo del marco del “Plan para una economía más segura” desde el 16 de marzo, después de cinco meses en el nivel púrpura más restrictivo.

Según el Departamento de Salud Pública de California, los criterios naranjas permiten que los comercios minoristas abran por completo, mientras que se supone que se deben observar límites de asistencia del 50% en restaurantes, museos, cines y zoológicos. 

Más del 40% de las infecciones ocurrieron en personas de 60 años o más, el 65% eran mujeres y el 29% eran asintomáticas, dijeron los CDC.

Las pautas exigen que los gimnasios, bodegas y bares mantengan un límite del 25%. Ahora se pueden llevar a cabo recepciones y conferencias con hasta 150 asistentes, con la condición de que, como mínimo, se les haga la prueba de COVID-19. 

El gobernador Gavin Newsom anunció el martes pasado que la fecha límite para poner fin a todas las restricciones a los negocios, reuniones y recreación en todo el estado es el 15 de junio, siempre que no haya señales de retroceso. 

Las métricas del condado están directamente en el calificador naranja, pero aún fuera de los parámetros establecidos para el estado del nivel amarillo, que representa la presencia “mínima” del virus. 

Las vacunas Moderna y Pfizer, que requieren dos dosis con varias semanas de diferencia, están disponibles actualmente en todo el condado. 

Lo cierto es que tanto las autoridades sanitarias como los científicos de primera línea en la pandemia recomiendan siempre vacunarse, incluso en el caso en el que ya se haya superado la enfermedad, para lograr un “efecto de refuerzo” contra el virus.

El uso de la vacuna Johnson & Johnson de una dosis se suspendió temporalmente luego de informes de seis mujeres en todo el país que desarrollaron coágulos sanguíneos potencialmente peligrosos dentro de las dos semanas posteriores a la vacunación. Una de las mujeres murió. 

Los funcionarios federales de salud recomendaron el martes una pausa en el uso de la vacuna J&J mientras investigan. Casi 7 millones de personas en todo el país han recibido la vacuna. 

Leung le dijo a la Junta de Supervisores que RUHS esperará más orientación federal antes de decidir si levanta la suspensión. Se puede acceder al portal para hacer una cita para las vacunas en los sitios administrados por el condado y en otros sitios aquí.

Cualquiera que necesite ayuda también puede llamar a la línea de ayuda 211 del condado.

Derechos de autor CNS - City News Service
Contáctanos