Los Ángeles

Cientos de empleados de Los Ángeles planean solicitar la exención religiosa o médica al mandato de vacunación

Aproximadamente la mitad de ellos provienen del Departamento de Policía de Los Ángeles, que tiene 2,651 empleados que planean solicitar exenciones religiosas y 368 planean solicitar exenciones médicas.

Telemundo

Casi el 11% de los 57,476 empleados de la ciudad de Los Ángeles han declarado su intención de buscar una exención religiosa o médica del mandato de la ciudad de que los empleados se vacunen contra COVID-19, según datos publicados por la ciudad el lunes.

Aproximadamente la mitad de ellos provienen del Departamento de Policía de Los Ángeles, que tiene 2,651 empleados que planean solicitar exenciones religiosas y 368 planean solicitar exenciones médicas. El departamento tiene un total de 12,315 empleados, de los cuales alrededor del 54% han recibido al menos una dosis de la vacuna.

La fecha límite de la ciudad para que los empleados declaren su estado de vacunación y si buscarían exenciones es el lunes. La fecha límite original era 7 de septiembre, pero a los empleados se les dio una semana adicional.

“Se requiere que cada empleado de la ciudad proporcione su estado de vacuna, y el plazo ha pasado. Cualquiera que no nos haya proporcionado esa información debe hacerlo ahora”, dijo el martes el alcalde Eric Garcetti.  “Esta política permite las exenciones religiosas para proteger la salud y la constitución de los derechos de ciertos trabajadores, pero permítanme ser absolutamente claro: no toleraremos el abuso de estas exenciones para aquellos que simplemente no quieren vacunarse”.

Según datos publicados por la ciudad el martes, solo el 48.3% de los empleados de la ciudad informaron que están completamente vacunados y el 50.1% informó que al menos estaban vacunados parcialmente. Casi 23,000 empleados no respondieron a la solicitud de estado de vacunación, y 5,688 informaron no estar vacunados.

El 18 de agosto, el Concejo Municipal aprobó una ordenanza para exigir que los empleados exentos estén completamente vacunados antes del 5 de octubre.

Las solicitudes de exención se evaluarán caso por caso. Las personas que califican para una tienen que sufrir de una condición médica o creencias, prácticas u observancias religiosas que les impiden recibir la vacuna.

“¿Cómo podemos pedirles a los angelinos que se vacunen si no lo estamos haciendo nosotros mismos? Necesitamos dar un buen ejemplo a nuestras comunidades. Las vacunas están disponibles, son eficaces y mantienen a las personas fuera del hospital y fuera de los ventiladores”, dijo Nury Martínez, la presidenta del consejo, cuando se aprobó la ordenanza.

La ordenanza no incluyó las consecuencias definitivas para los empleados que no se vacunen y no sean elegibles para una exención, y a partir del martes por la tarde los detalles aún se estaban discutiendo con los sindicatos.

Contáctanos