CORONAVIRUS EN CALIFORNIA

Villanueva: Departamento del Alguacil no utilizará proveedor de pruebas del condado

El jefe del alguacil dijo que se sintió “conmocionado” al enterarse de los vínculos de Fulgent con China.

Los Angeles County Sheriff Alex Villanueva addresses a press conference on the steps of the Hall of Justice in downtown Los Angeles providing more details of the arrest of more than 150 people at a Super-spreader event in Palmdale.

Una empresa de pruebas de COVID-19 con sede en Temple City, que tiene contrato con el condado de Los Ángeles, negó vehementemente este martes las acusaciones del alguacil Alex Villanueva de que la compañía comparte datos de ADN de pacientes con el gobierno chino, una preocupación que llevó al alguacil a anunciar que su departamento ya no usará proveedor de pruebas elegido por el condado.

“Fulgent es una empresa estadounidense, y su fundador, directorio y equipo de liderazgo está formado por ciudadanos estadounidenses '', dijo el martes el director comercial de Fulgent Genetics, Brandon Perthuis, en un comunicado.

“Fulgent Genetics opera de forma privada e independiente en la República Popular China y no comparte datos personales de ningún tipo con el gobierno chino”.

“RIESGOS GRAVES”

Villanueva envió una carta a la Junta de Supervisores del condado el lunes diciendo que participó en una sesión informativa del FBI el viernes en la que las autoridades federales advirtieron sobre “riesgos graves asociados con permitir que Fulgent realice pruebas de COVID-19 en empleados del condado”.

El alguacil dijo que se sintió “conmocionado” al enterarse de los vínculos de Fulgent con China y estaba “profundamente preocupado” por el hecho de que el condado no descubrió tales vínculos antes de contratar a la compañía para realizar pruebas a los empleados.

“Entrar en un contrato sin licitación con Fulgent Genetics y permitirles tener datos de ADN obtenidos de las pruebas obligatorias de COVID-19, para propósitos desconocidos, ha destruido toda la confianza que mi personal tiene en todo este proceso bajo el mandato del condado '', Villanueva escribió en la carta. 

Según una doctora de Sudáfrica, país que fue de los primeros en detectar la nueva variante, los síntomas parecen ser “extremadamente leves” y un tanto diferentes a los de la variante Delta.

“Muchos miembros del personal han sospechado durante mucho tiempo que esta información se estaba utilizando de manera innecesaria debido a un mandato apresurado que ahora sabemos que tendrá consecuencias no deseadas a largo plazo que no se conocerán por completo durante algún tiempo”

Villanueva se ha opuesto abiertamente al mandato de vacunas de los empleados del condado y ha dicho que no lo hará cumplir en su departamento. Ha dicho que no se opone a la vacuna, sólo al mandato.

El alguacil escribió que las preocupaciones sobre los vínculos de Fulgent con China eran lo suficientemente serias como para que el FBI realizara  “una reunión informativa de emergencia para revelar sus preocupaciones”. Dice que el propio sitio web de Fulgent afirma que la información genética que recopila se puede utilizar en futuros estudios de Fulgent.

“OTRA TÁCTICA DE DISTRACCIÓN”

En su declaración del martes, Perthuis insistió en que la compañía “no recopila ni usa datos de ADN en relación con las pruebas de COVID-19, y estamos obligados a mantener la privacidad y seguridad de la información de salud de acuerdo con HIPAA y otras leyes de privacidad aplicables”.

Según su declaración, “no se aíslan ni secuencian datos personales de ADN” en las pruebas de PCR, que “solo detectan material genético (ARN) del virus dentro de un individuo''. Perthuis también dijo que todas las muestras se incineran después de 48 horas. 

Dijo que la compañía explicó todos esos asuntos de privacidad a los funcionarios del condado en octubre, incluidos los representantes del departamento del alguacil.

“Estos representantes de la oficina del alguacil del condado de Los Ángeles se dieron cuenta de que Fulgent no recopila ningún ADN personal en relación con las pruebas de COVID e ignoraron todos los puntos válidos de Fulgent de esta conversación al escribir esta carta a la Junta de Supervisores de Los Ángeles”, Perthuis dijo.

La supervisora ​​del condado, Janice Hahn, dijo a KNX Newsradio que la carta de Villanueva es otra táctica de distracción del alguacil en su esfuerzo por frustrar el mandato de vacunas del condado para los empleados, incluidos los ayudantes del alguacil.

Los Angeles Times informó que la supervisora ​​Sheila Kuehl fue invitada a la sesión informativa del FBI por mensaje de texto, pero no pudo asistir porque estaba fuera de la ciudad para el Día de Acción de Gracias.

Científicos temen una rápida propagación porque cuenta con entre 30 y 50 mutaciones.

“Por lo que escuché sobre la sesión informativa, no había ninguna evidencia, cero, de que Fulgent hubiera violado algo o tuviera alguna relación con el gobierno chino que fuera perjudicial para la información que podría estar presente en las muestras que están probando'', le dijo a The Times.

El contrato del condado con Fulgent prohíbe la divulgación de datos sin el permiso por escrito del condado y requiere que la empresa almacene y procese datos en los Estados Unidos continentales, según un comunicado del condado.

Varias agencias federales, incluido el Departamento de Seguridad Nacional, contratan a Fulgent, que está certificada por la Administración de Alimentos y Medicamentos, acreditada por el Colegio de Patólogos Estadounidenses y autorizada por el Departamento de Salud Pública de California, según la declaración del condado.

“Si se confirma una amenaza creíble, o si el gobierno federal toma alguna medida para rescindir su certificación, tomaremos medidas inmediatas para garantizar que no se haga un uso indebido de los datos de los empleados”, dijo el comunicado del condado. 

Contáctanos