sur de los angeles

Activistas recuerdan las protestas que se desataron en 1992

Los desobediencia civil ocurrió después de que cuatro oficiales de la Policía de Los Ángeles acusados de brutalidad policiaca fueron absueltos.

Telemundo

En el pasado, las manifestaciones contra la violencia policial se habían concentrado en zonas como el Sur de Los Ángeles, pero esta vez ha sido diferente, ya que la mayoría de las protestas se han llevado a cabo en otras zonas del la ciudad angelina.

Telemundo 52 habló con personas que estuvieron en el sur de Los Ángeles en 1992 durante las protestas que resultaron en el caso de cuatro oficiales de la Policía de Los Ángeles que fueron absueltos de golpear al taxista Rodney King. Ahora casi 30 años después, hablaron sobre las diferencias que han visto con las manifestaciones de hoy.

“Esta vez no ha habido protestas en el sur de Los Ángeles porque aprendimos la lección”, dijo Najee Ali,  líder comunitario del Sur de Los Ángeles.

Ahora la intersección de Normandie y Florence, que fue la escena de fuertes protestas y actos de desobedencia civil en 1992 depués de que cuatro oficiales de la Policía de Los Ángeles acusados de brutalidad policiaca fueron absueltos, está calmada. Si embargo, la demanda de las manifestaciones antes y hoy en día sigue siendo la misma.

“Ya Estamos en el 2020 y el problema es el abuso y la violencia policial”, señaló el activista, Earl Hutchinson, presidente de la organización Los Angeles Urban Policy roundtable.

Algo que aseguran si ha sido un cambio positivo, luego de tres décadas, es ver a las autoridades reconociendo lo que no debe continuar pasando.

“Ahora jefes de la policía, los comisionados de la policía y los gobernantes están hablando y admitiendo sobre lo que está ocurriendo”, explicó Hutchinson.

En la actualidad, muchas más personas también están observando lo que ha estado ocurriendo en comunidades menos privilegiadas.

“Con los teléfonos celulares, ahora las personas blancas, pueden ver lo que los latinos y afroamericanos siempre han visto en el sur de Los Angeles”, señalo un activista.

Mirando hacia el adelante, lo que aún hace falta es: inversión en más oportunidades y en más servicios sociales en estas áreas, señalaron.  

“Necesitamos más dinero para programas sociales, y educación para la juventud”, destacó un activista

 Y en medio de esta nueva ola de manifestaciones y los pasos que se han podido dar, un activista que estuvo presente en las manifestaciones de 1992, confía en que el futuro de estas comunidades será mucho más alentador.

“Creo que mirando hacia adelante, las personas tienen esperanza y una sensación de que hemos avanzado, y que hemos progresado”, concluyó.

Contáctanos