‘Tenía miedo', señala la mujer que acusa a Walton de asalto sexual

La ex reportera alegó que ya no podía seguir callada con respecto al hecho.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Mujer que acusa a Walton habló a la prensa

    Kelli Tennant, quien demandó al ex entrenador de los Lakers, Luke Walton, por presuntamente haberla agredido sexualmente, dijo que esperó cinco años para hablar, principalmente por miedo.

    (Publicado martes 23 de abril de 2019)

    La ex reportera de deportes locales que demandó al ex entrenador de los Lakers, Luke Walton, por presuntamente haberla agredido sexualmente, dijo hoy que esperó cinco años para hablar, principalmente por miedo, y con la esperanza de que el tiempo curaría su dolor. 

    "Tenía miedo", dijo Kelli Tennant a los periodistas en una conferencia de prensa con su abogado, Garo Mardirossian. “Cuando alguien te agrede y crees que te van a violar, dar un paso adelante es algo aterrador. Y he pasado años lidiando con esto, tratando de olvidarme de ello, esperando poder empujarlo a un lado y enterrarlo, y esperar que el tiempo se cure. Y eso fue no es el caso”. 

    Tennant presentó su demanda del Tribunal Superior de Los Ángeles el lunes, pero Mardirossian dijo que no fue presentada oficialmente por el tribunal hasta el martes. 

    Tennant afirma que Walton la asaltó en una habitación de hotel Casa del Mar en Santa Mónica, donde se hospedaba mientras trabajaba como asistente de entrenador para los Golden State Warriors en 2014. 

    El abogado de Walton, Mark Baute, emitió una declaración el lunes negando las acusaciones. 

    "Luke Walton me contrató para que lo defendiera contra estas acusaciones sin fundamento", dijo Baute. “El acusador es un oportunista, no una víctima y su reclamo no es creíble. Tenemos la intención de demostrar esto en un tribunal". 

    Tennant dijo que el martes el presunto comportamiento de Walton "no se puede tolerar, y que nunca se debe hacer que una mujer se sienta como una víctima". 

    “Mi mensaje a cualquier mujer que haya estado en esta situación es, uno, que lo siento mucho y que, para empezar, nunca se debe poner en esta situación'', dijo. “Pero siempre creo que sí compartir mi historia ayuda a que una mujer se sienta escuchada, o un poco más segura o que pueda decir algo también, entonces siempre vale la pena. 

    "Y esta es una conversación muy importante para mí, y si le doy permiso o una puerta de entrada para que otra persona se presente y sepa que tiene un lugar seguro para hacerlo, entonces eso es lo que me importa”, dijo Tennant.

     Tennant trabajó para las redes de Spectrum SportsNet, en transmisiones de béisbol, baloncesto y fútbol, y en programas de estudio durante cinco años hasta el 2017. Fue narradora en la cobertura de Amazon Prime de la gira de voleibol de playa de la Asociación de Profesionales del Voleibol en 2018. 

    Tennant ahora presenta un podcast que describe como “una forma de abogar para que las mujeres los ayuden a sanar, crecer y elevar sus vidas". 

    Los Lakers anunciaron el 12 de abril que ellos y Walton “han acordado separarse mutuamente” luego de que él logró un récord de 98-148 en tres temporadas como entrenador. Fue contratado como entrenador de los Sacramento Kings dos días después. 

    Walton, de 6 pies y 8 pulgadas, jugó para los Lakers desde 2003 hasta 2012 y fue miembro de sus equipos de campeonato de 2009 y 2010. Él es hijo del miembro del Salón de la Fama de Baloncesto, Bill Walton. 

    Tennant afirma en su demanda que Walton, a quien consideraba un mentor y amigo, la agredió en el hotel cuando le entregó una copia de su libro, para el cual había escrito el prólogo. 

    “De repente y de la nada, el acusado Walton lanzó a la Sra. Tennant en la cama, colocando sus caderas y piernas sobre su cuerpo”, sostiene la demanda. 

    “El acusado Walton comenzó a forzar besos en el cuello, la cara y el pecho. Aterrada, la Sra. Tennant inmediatamente gritó "Detente" y trató de liberarse. 

    “El acusado Walton no se detuvo". señala la demanda. 

    Tennant afirma en los documentos de la corte que Walton buscó a tientas sus pechos y la zona de la ingle, y que "se rio de sus ruegos para detenerse". 

    Finalmente, Walton cedió y liberó a Tennant, y cuando finalmente le permitió salir de su habitación, "hizo la declaración perturbadora: 'Me alegro de verte'", indican los documentos de la corte.