Pumas enfrentan extinción en montañas del condado

Podría ocurrir en unos 50 años debido a los problemas de invasión urbana.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    5 maneras de hacer divertida la lectura
    NPS
    El puma P-35 aparece en las montañas de Santa Susana, al noroeste de Los Ángeles, después de una matanza de venados en diciembre de 2015. Más tarde, la cámara capturó a una madre oso y un cachorro que limpiaban las sobras.

    Una investigación publicada recientemente indica que existe una posibilidad, casi una de cuatro, de que los pumas que viven en las montañas de Santa Ana y Santa Mónica puedan extinguirse en esas áreas dentro de 50 años como resultado de la invasión urbana, la endogamia, atropellamientos, veneno de ratas y los incendios forestales, se informó hoy. 

    Ante un pronóstico tan grave, lo que los biólogos llaman un vórtice de extinción, los conservacionistas están considerando un remedio desesperado y controvertido: capturar pumas en una parte de las Montañas de Santa Ana y transportarlos por la Autopista 15 para que puedan reproducirse con compañeros aislados en el otro lado del tráfico. 

    "Los directores de vida silvestre nunca quieren ser un servicio de transporte para animales salvajes", dijo a Los Ángeles Times el principal científico ambiental del Laboratorio de Investigaciones de Vida Silvestre en el Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California, Justin Dellinger. “Pero la translocación tiene un mérito potencial a corto plazo; después de todo, ayudó a que la pantera de Florida, que se encuentra en peligro de extinción, se recupere”. 

    Encuentran cachorros de puma en Montañas de Santa Mónica  Encuentran cachorros de puma en Montañas de Santa Mónica

    Los pumas no están en peligro de extinción en California, pero los grupos que viven en los rangos de Santa Mónica y Santa Ana ahora se encuentran en peligro genético. 

    Según los investigadores, separados por las autopistas y el tráfico letal, no pueden moverse libremente y crecen cada vez más endogámicos. 

    En las montañas de Santa Mónica, la autopista 101 existe como una barrera casi impenetrable para el flujo de genes para un grupo de 10 pumas; en las montañas de Santa Ana, la Autopista 15 limita el movimiento de una familia de 20 pumas. 

    A veces, los animales logran cruzar las autopistas sin ser atropellados. 

    Animales captados en cámara en el desierto urbano de Los ÁngelesAnimales captados en cámara en el desierto urbano de Los Ángeles

    Al menos siete pumas han cruzado la Autopista 15 cerca de Temécula en los últimos 15 años, y una engendró 11 gatitos. El hecho de que solo uno logró reproducirse, sin embargo, muestra lo difícil que es diversificar el acervo genético en los pumas que aún merodean por el área. 

    Un estudio de viabilidad poblacional publicado en la revista Aplicaciones Ecológicas predice una probabilidad de entre 16 a 28 por ciento en los próximos 50 años para estos pumas que tienen la diversidad genética más baja documentada para la especie, aparte de la pantera de Florida, en peligro crítico de extinción. 

    Los autores del estudio señalan también que los incendios forestales y las enfermedades podrían provocar una "mortalidad catastrófica" y acelerar la desaparición de los animales. 

    Un vistazo a los pumas del sur de CaliforniaUn vistazo a los pumas del sur de California

    Sin embargo, las probabilidades de extinción se redujeron significativamente cuando los modelos informáticos simularon la influencia de dos leones inmigrantes por año en áreas bloqueadas por el desarrollo y las autopistas, según un equipo de investigadores que incluía a Winston Vickers, veterinario asociado al Centro de Salud de la Vida Silvestre Karen C. Drayer, en UC Davis, y Seth Riley, ecologista del Área de Recreación Nacional de las Montañas de Santa Mónica, informó The Times.