Caso de la familia Turpin

Caso de la familia Turpin

Acusan a la pareja de Perris por decenas de delitos

Ambos enfrentan entre 94 años a cadena perpetua por los abusos.

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Acusan a la pareja de Perris por decenas de delitos

    DETALLES DESTACADOS

    • David y Louise Turpin fueron arrestados cuando uno de los 13 hermanos huyó de su casa en Perris y se puso en contacto con los agentes.

    • Los Turpins han vivido en dos comunidades del Condado de Riverside desde que se mudaron a California desde Texas en 2011.

    • La policía dijo que nunca fueron llamados a ninguno de los dos hogares ni se enviaron informes a los servicios de protección infantil.

    Una pareja de Perris acusada de tener a sus 13 hijos cautivos en condiciones inhumanas e incluso esposados a los muebles, fueron acusados hoy de docenas de delitos, incluyendo tortura, abuso infantil y detención ilegal.

    David Allen Turpin, de 56 años, y su esposa, Louise Ann Turpin, de 49 años, debían comparecer ante el tribunal el jueves por la tarde. Cada uno enfrenta hasta 94 años a cadena perpetua si es declarado culpable, según el fiscal de distrito Mike Hestrin.

    La pareja fue acusada de 12 cargos de tortura, siete cargos de abuso de un adulto dependiente, seis cargos de abuso infantil y 12 cargos de detención ilegal.

    David Turpin también fue acusado de un solo cargo de acto lascivo contra un niño con el uso de la fuerza o el miedo. Hestrin no dio detalles sobre ese cargo, excepto para decir que “tocó a una de las víctimas de manera obscena usando la fuerza o el miedo”, y agregó que se trataba de una de las menores de edad.

    Los niños de Perris fueron encontrados en horrendas condiciones

    [TLMD - LA] Los niños de Perris fueron encontrados en horrendas condiciones
    Autoridades elogian valentía de la niña al denunciar a sus padres y ayudar a sus hermanos quienes se encontraban encadenados.
    (Publicado martes 16 de enero de 2018)

    Hestrin dijo que las víctimas, la mitad de ellos adultos, fueron encadenadas, golpeados e incluso estrangulados como una forma de castigo, y el castigo comenzó cuando la familia vivía en Fort Worth, Texas. Los castigos se intensificaron con el tiempo, particularmente después de que la familia se mudó a California. Señaló que los niños fueron atados inicialmente con cuerdas, pero cuando los niños descubrieron cómo escapar de esa esclavitud, la pareja cambió a cadenas y candados.

    La familia se mudó a Murrieta en 2010 y luego a Perris en 2014, dijo.

    A los niños se les permitía ducharse una vez al año y fueron alimentados “muy poco en un horario '', dijo. Según Hestrin, si los niños se lavaban las manos por encima de la muñeca, “los acusaban de jugar en el agua y los encadenaban''.

    Dijo que los niños no habían visto a un médico en años, y “ninguna de las víctimas había visto a un dentista''.

    Trece menores encadenados en una casa en Perris, CA

    [TLMD - LA] Trece menores encadenados en una casa en Perris, CA

    Un menor denunció a sus padres y cuando los agentes llegaron a la casa encontraron a los menores encadenados.

    (Publicado lunes 15 de enero de 2018)