Madre exige justicia por muerte de su hija en Rialto

El novio presuntamente manejaba bajo los efectos de la marihuana y otra sustancia.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Familia exige justicia por muerte de su hija

    Una familia de Rialto continúa exigiendo justicia por la muerte de su hija. La jovencita de 17 años falleció cuando viajaba en el vehículo con su novio quien presuntamente manejaba bajo los efectos de la marihuana y otra sustancia controlada.

    (Publicado sábado 27 de abril de 2019)

    Una familia de Rialto continúa exigiendo justicia por la muerte de su hija Aileen Canul de 17 años.

    Aileen falleció cuando viajaba en un vehículo con su novio quien presuntamente manejaba bajo los efectos de la marihuana y otra sustancia controlada.

    Angelica Michel, madre de Aileen, siente tristeza e impotencia al recordar la trágica muerte de su hija.

    “Ella se había graduado a temprana edad de la high school”, dijo Angelica, “era una excelente estudiante con metas, con muchas cosas pero ese día se apagó todo. Ella nunca más regresó”.

    Aileen murió en enero del año pasado cuando el vehículo conducido por su novio Nicholas Ortega de 18 años de edad, se estrelló contra un árbol en la intersección de las calles segunda y Market en el área de Riverside. Aileen murió instantáneamente a causa de las graves heridas que sufrió mientras que Ortega resultó ileso.

    “Ellos están diciendo que venía a 35 millas o 37 millas,” dijo Angelica acerca de cuando el vehículo se estrelló, “el carro quedó totalmente destrozado, el carro le tuvieron que cortar las puertas para que pudieran sacar a mi hija” ella dijo. “¿Quién va a creer eso? Eso es una mentira. La fiscalía no quiere hacer nada”.

    La fiscalía de distrito del condado de Riverside informó que en enero de este año, a un año después de la muerte de Aileen, presentó un cargo contra Nicholas Ortega por el delito menor de homicidio involuntario sin negligencia grave. Esto, a pesar de que se comprobá que Ortega manejaba bajo los efectos de la marihuana y Xanax, un antidepresivo controlado.

    “Que venía poquito marihuano y que venía poquito drogado...eso no es justo”, dijo Angelica. “Murió mi hija, para ellos eso es poquito. La vida de mi hija es poquito para ellos”.