Joven elabora velas con aromas de un país tropical

Isabel Álvarez recrea los olores de Cuba, la tierra de sus padres.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Velas cubanas inspiran el aroma del éxito

    Una madre Cubana-Americana parece haber encontrado un gran negocio que nació de sus raíces y recuerdos. Raymond Mesa nos presenta a la dueña y fundadora de una mini fábrica que está disfrutando del Aroma de Éxito.

    (Publicado miércoles 6 de noviembre de 2019)

    Una madre estadounidense de origen cubano decidió fundar una compañía que no solo le diera beneficios sino también, que rindiera homenaje al país de sus padres y sus raíces. 

    Isabel Álvarez es la fundadora de Albisa Candles, una empresa dedicada a la creación de una nueva línea velas elaboradas en el hogar con un toque de Cuba. 

    “No tengo nada de Cuba aquí”, dice Álvarez. “Yo quiero esta vela para poder tener algo cubano en mi casa porque no tenemos nada aquí”. 

    El nombre de su compañía nació de la unión de su nombre con el de su esposo, Adalberto. Las raíces de su producto se remontan al pueblo donde nació su madre. 

    “Yo siempre digo que soy cubana”, cuenta Álvarez. “Aunque nací aquí, mi cuerpo nació aquí, pero mi corazón nació en Cuba”. 

    Los tres tipos de velas tienen, cada una, un aroma distinto. La vela con aroma a Tinguaro, recuerda el lugar de nacimiento de su progenitora y la fragancia, destaca la empresaria, desata la imaginación. 

    “Es algo limpio estar afuera con el sol. Con la ropa que se está guindando, que se esté secando”, destaca Álvarez, al describir este producto. 

    El segundo producto es Noches de la Habana (Havana Nights), con un olor que Álvarez considera divertido y sexy. 

    "El Tour del Terror" en Boyle Heights

    [TLMD - LA] "El Tour del Terror" en Boyle Heights

    Las antiguas calles de Boyle Heights ha dejado al descubierto los misterios y leyendas de una tenebrosa y poco conocida historia de ese barrio.

    (Publicado viernes 1 de noviembre de 2019)

    “Un hombre precioso lindo, rico, cubano”, dice Álvarez entre risas y con mucha picardía. 

    El tercer aroma es algo bastante sorprendente, porque evoca algo muy típico de Cuba. Un pan cubano recién horneado. 

    “Ahí se está derritiendo la mantequilla en el pan y te lo vas a comer”, resalta Alvarez. “Ese es el olor que tiene esta vela”. 

    Alvarez fabrica las velas y surte los pedidos desde su casa en Huntington Park con una presentación muy especial. Cada vela es colocada en un contenedor de vidrio blanco y brillante, que representa a Estados Unidos. La etiqueta tiene el mapa de la isla y la tapa está un poco desgastada, para representar a la arquitectura cubana. 

    Pero los planes de la joven no se quedan allí, ya que está trabajando para elaborar una vela con olor a café.