Identifican a hermanos muertos en accidente de Winnetka

Viajaban como pasajeros en un auto que chocó con varios vehículos estacionados.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Conductor ebrio causa la muerte de dos hermanos

    Dos hermanos de Canoga Park fueron murieron cuando un vehículo el vehículo donde viajaban golpeó varios carros estacionados en Winnetka.

    (Publicado lunes 18 de noviembre de 2019)

    Un automovilista estaba bajo custodia este lunes por presuntamente conducir bajo la influencia del alcohol (DUI) y chocar contra vehículos estacionados en una calle de Winnetka, matando a dos hermanos que eran pasajeros en su vehículo.

    César Pérez, de 19 años, y Louis Pérez, de 16, fueron declarados muertos en el lugar del accidente, según el sitio web del forense. El teniente forense Larry Dietz confirmó que eran hermanos.

    Pablo Roman Trujillo Carrasco, de 20 años, fue arrestado bajo sospecha de asesinato y estaba detenido en la cárcel de Van Nuys, dijo el oficial de policía de Los Ángeles Mike López.

    El chofer estaba conduciendo hacia el oeste el domingo justo antes de la 1 a.m., en la cuadra 20600 de la Calle Parthenia cuando golpeó los vehículos estacionados, dijo López.

    La policía le dijo a unos reporteros en el lugar que los hermanos Pérez y Carrasco habían asistido a una quinceañera antes del accidente.

    Los amigos de los hermanos llevaron flores y velas al lugar del accidente, creando un monumento en la acera para la pareja.

    Según una página de GoFundMe creada para ayudar a la familia, César Pérez estaba ayudando a su madre a criar a sus seis hermanos y pagó la mayor parte de los gastos de la familia.

    Los hermanos Pérez asistieron a la Preparatoria Canoga Park y, de acuerdo con información suministrada por sus amigos a medios locales, ambos hermanos estaban involucrados con el Boys & Girls Club del West Valley. Tim Blaylock, presidente y director ejecutivo del club, publicó una foto de los hermanos en Facebook. 

    “Mis sinceras condolencias a la familia de estos jóvenes de la Preparatoria Canoga Park'', escribió Blaylock. “[Nuestras] oraciones y pensamientos positivos para su familia, mi personal y los voluntarios que trabajaron con ellos. Así como todos los otros niños que los conocían. Dios los bendiga. Por favor, ayuda si puedes.''