Enfermedad deja a inmigrante en bancarrota

Una caída dejó consecuencias en la salud financiera de la mujer.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El precio de la enfermedad deja a inmigrante en bancarrota

    Un repentino problema de salud puede ser un duro golpe para las finzanas de las familias, dejándolas al borde de la bancarrota. (Publicado miércoles 7 de noviembre de 2018)

    Margarita quedó sin sustento para mantener su solvencia financiera tras sufrir una inesperada caída ya que, como consecuencia, ha tenido que dejar de trabajar. 

    “Estoy toda enferma y arruinada”, dice Margarita. “Por enfermedades, he dejado de trabajar”. 

    Margarita es una de las miles de personas con ingresos limitados o sin ningún tipo de cobertura de salud. 

    De acuerdo con estadísticas médicas, el 60 por ciento de las personas como ella, que sufren inconvenientes médicos repentinos, jamás regresan al trabajo. Eso los deja en un limbo financiero. 

    “Los ‘biles’ a veces siguen llegando. No hallo como hacer”, dice Margarita. “Como me ha dado depresión, para mí, las tardes no hago más que llorar porque yo no veo la solución. Yo no encuentro la solución”. 

    Desafortunadamente, esta triste situación no es aislada ya que estudios económicos indican que el 40 por ciento de los latinos en California tiene problemas para costear los servicios médicos o para pagar un seguro de salud. 

    Las visitas al hospital han significado para ella entrar en un túnel sin salida. En vista de este problema, este inmigrante de la tercera edad tuvo que tomar una decisión bastante drástica. 

    “La solución que encontramos fue hacer [declarar] la bancarrota”, dice Margarita. 

    Esta epidemia parece no tener cura, ya que los gastos médicos son la primera causa de bancarrota en Estados Unidos. Casi dos millones de personas se ven anualmente afectadas y alrededor de un millón de personas al año tiene que declararse en bancarrota por razones de salud.