El globo de un enojado Bebé Trump flotó sobre el centro de Los Ángeles