Denuncian condiciones deplorables en albergues

Los edificios mencionados están en Santa Ana y Anaheim.

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    ACLU denuncia malas condiciones, abusos y acoso sexuales

    La Unión Americana de Libertadas Civiles denunció condiciones deplorables, maltrato y hasta acoso sexual en tres albergues del Condado de Orange.

    (Publicado jueves 14 de marzo de 2019)

    La Unión Americana de Libertades Civiles denunció condiciones deplorables, malos tratos y hasta acoso sexual en tres albergues del Condado de Orange.

    El informe de 106 páginas documentó la difícil situación por la que presuntamente pasan diariamente cientos de indigentes.

    Dos de los albergues en cuestión están en Santa Ana y el tercero en Anaheim.

    Las personas que han vivido en estos albergues contaron que las condiciones de esos edificios son deplorables, por ejemplo, los portátiles están repletos de excrementos humanos, las instalaciones inundadas y con sobrepoblación de desamparados.

    “Hay cucarachas, ratas, hay de todo”, dijo Jesús Pérez, quien vive en uno de los albergues.

    Muertos tras tiroteo en mezquita en Nueva ZelandaMuertos tras tiroteo en mezquita en Nueva Zelanda

    La policía no ha descrito la magnitud del tiroteo, pero hizo un llamado a los habitantes de la ciudad, en el centro del país, a no salir a las calles.

    (Publicado jueves 14 de marzo de 2019)

    Según el informe de ACLU, las condiciones deplorables se documentaron en los albergues Courtyard y Safeplace en Santa Ana, al igual que “Bridges at Kraemer Place” en Anaheim.

    “Tienen chinches y ratas”, contó Zalika Reed, una indigente.

    De acuerdo a la abogada de ACLU, el informe contó con la participaron de 70 indigentes que se refugiaron en los albergues y documentaron su experiencia durante un año.

    Nuevo presupuesto podría aumentar tarifas de inmigraciónNuevo presupuesto podría aumentar tarifas de inmigración

    El presidente Trump tiene la intención de aumentar el costo de los trámites de inmigración en un 10 por ciento.

    (Publicado jueves 14 de marzo de 2019)

    “[Había] fugas de drenaje en los dormitorios, faltaban inodoros y duchas”, agregó Pérez, quien también dijo que en uno de los albergues los baños estaban tapados.

    En los tres refugios se albergan alrededor de 700 de los casi 5,000 indigentes del Condado de Orange. El informe también expuso el abuso verbal del personal y los desalojos arbitrarios.

    Según Zalika, quien vivió en uno de los albergues, dijo que son maltratados y no les permiten bañarse a menos que tengan un empleo.

    Jesús señaló que en uno de los albergues “son muy respetuosos y te ayudan si tú te ayudas”.

    Arrestan a padres de niño desaparecidoArrestan a padres de niño desaparecido

    La policía de Corona intensifica la búsqueda para encontrar a un niño de 8 años que lleva dos semanas desaparecido.

    (Publicado jueves 14 de marzo de 2019)

    La Unión Americana de Libertades Civiles también alega que no se respetan los derechos constitucionales de los desamparados al prohibirles tomar fotografías o videos en los centros. Además, denunciaron acoso sexual de mujeres.

    “[ACLU] recibió denuncias de acoso sexual diario en uno de los centros por parte del personal masculino que hacía comentarios de los cuerpos y apariencia [de las indigentes], y hasta pedían sexo a cambio de privilegios”, dijo Julia Devanthery, abogada de ACLU que documentó los presuntos maltratos.

    ACLU pidió a la Junta de Supervisores del Condado de Orange que administra económicamente estos albergues, que apruebe una ordenanza con los estándares mínimos para manejar los centros, como lo hizo recientemente el Condado de Los Ángeles, a lo que funcionarios respondieron: “El Condado de Orange está comprometido en asegurarse que los albergues de emergencia sean seguros para todos nuestros clientes. Trabajamos diligentemente para cerciorarnos que todas las quejas válidas sean investigadas por cada proveedor. Nos tomaremos el tiempo apropiado para leer el informe y responder”.

    Por su parte, el supervisor del Condado de Orange, Andrew Do, dijo que el reporte fue “apresurado y provocador”.

    El informe también fue referido al fiscal estatal y al Departamento de Vivienda y Trabajo.