Carreras ilegales: un verdadero reto para las autoridades

Las agencias del orden público estatales trabajan en conjunto para erradicar esta actividad.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Carreras clandestinas aumentan riesgo de muertes

    Las carreras ilegales de autos siguen siendo un peligro al volante. California es uno de los estados con mayor cantidad de carreras clandestinas. Luis Zaragoza reporta en una asignación especial. (Publicado miércoles 31 de julio de 2019)

    Las carreras clandestinas en plena vía pública siguen siendo un verdadero problema para las autoridades ya que han cobrado la vida de muchas personas. 

    En un intento por atrapar a estos conductores que manejan bajo la influencia del alcohol o drogas y que infringen la ley al no respetar los límites de velocidad, las autoridades mantienen una vigilancia constante, especialmente en las autopistas de la ciudad de Los Ángeles. 

    “Nosotros seguimos esos vehículos para tratar de evitar una tragedia, sea en el freeway o sea en la calle”, señala Roberto Gómez, vocero de la Patrulla de Caminos de California (CHP). “Igual, la patrulla de caminos trabaja con las agencias alrededor de nosotros para tratar de parar este tipo de comportamiento”. 

    California es el tercer estado en el país donde se registran la mayor parte de competencias clandestinas de vehículos. Según el LA Times, desde el año 2000 hasta la fecha han ocurrido 176 muertes relacionadas con la velocidad en donde, la mayoría de las veces, el alcohol y las drogas tienen mucho que ver con los accidentes. 

    De acuerdo con las autoridades, en estas competencias clandestinas se apuesta mucho dinero e incluso hasta los títulos de los autos. Para el perdedor que se niegue a saldar sus cuentas, las consecuencias pueden ser violentas. 

    Las autoridades están conscientes del problema y la lucha por terminar con estas actividades no ha sido fácil. 

    “En el verano es cuando los menores no están en clases, más que nada andan en las calles, andan fuera con sus amigos y es cuando pasan las actividades y más tragedias”, señala Gómez. 

    Las infracciones y consecuencias legales no solo caen a quienes practican esta actividad ilegal sino también a quienes disfrutan del espectáculo. 

    “Igualmente, estás personas como espectadores, recibirán una multa y aparte podrian pasar tiempo en la cárcel”, resalta Gómez. 

    Mientras sigan estas prácticas ilegales, las autoridades continuarán vigilantes para hacer cumplir las leyes y velar por la seguridad de todos los residentes.