Alguacil fallecido en tiroteo masivo será sepultado hoy

Ron Helus falleció cuando trataba de rescatar a los asistentes del Bar Borderline.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    DETALLES DESTACADOS

    • Un servicio religioso para el sargento Ron Helus está programado para las 11 a.m.

    • El veterano sargento del Departamento del Alguacil del Condado de Ventura murió mientras respondía a un tiroteo en un bar de Thousand Oaks

    • Helus fue una de las 12 víctimas, pero sus colegas dicen que sus acciones heroicas probablemente salvaron vidas

    Oficiales del alguacil lo conocían con un excelente policía, uno que "iría a los confines de la tierra" para resolver un crimen. Para la familia y los amigos, Ron Helus era un esposo y padre devoto que amaba ir a pescar con su hijo. 

    El jueves, Helus será aclamado como un héroe, un hombre que sacrificó valerosamente su propia vida para salvar a los demás cuando corrió a un bar del sur de California en medio de disparos e inmediatamente enfrentó al autor del tiroteo. 

    El acto tomaría la vida de Helus cuando fue alcanzado por varias balas, pero también permitiría que otros escaparan unos momentos preciosos. En total, murieron 13 personas, incluido el pistolero, que se suicidó. 

    "No hay duda de que salvaron vidas al entrar allí", dijo el ex alguacil del condado de Ventura Geoff Dean, quien se retiró el viernes pasado, sobre las acciones de Helus y un oficial de la Patrulla de Caminos de California (CHP) que lo siguió hasta la puerta. 

    El funeral de Helus está programado para el mediodía en Calvary Community Church en Westlake Village, seguido de un entierro en un cementerio cercano. El gobernador Jerry Brown está entre los que se espera que asistan. 

    El miércoles por la noche se realizó un funeral en Camarillo para otra de las víctimas, Cody Gifford-Coffman, de 22 años, quien recibió un disparo cuando advirtió a otros que huyeran. Fue recordado calurosamente como un hombre con un sentido del humor que amaba la pesca y el béisbol. 

    "Honestamente, estoy verdaderamente devastado", dijo su padre, Jason Coffman. "No se lo merecía". 

    El funeral del jueves para Helus se llevará a cabo en Westwood Village, a solo unos kilómetros del Borderline Bar & Grill en Thousand Oaks, al que el veterano sargento del alguacil se apresuró a responder a un informe de disparos en el lugar, poco antes de la medianoche del 7 de noviembre. El lugar es muy popular y estaba lleno de gente joven. 

    "Oye, tengo que atender una llamada. Te amo. Hablaré contigo más tarde", dijo mientras terminaba una llamada telefónica con su esposa. 

    "El hecho de que él fuera el primero en la puerta no me sorprende en absoluto", dijo el sargento del alguacil. Eric Buschow, un colega y viejo amigo. "Es solo uno de esos tipos que no dudarían en una situación.

    "Paciente. Calmado pasara lo que pasara", agregó Buschow. "Cuando llamas al 911, es uno de los tipos que quieres que aparezcan". 

    Helus, de 54 años, era un veterano de 29 años del Departamento del Alguacil que había planeado retirarse el próximo año. 

    Un ávido pescador que amaba el aire libre, publicaba fotos de él y su hijo pescando en su página de Facebook, que desde su muerte se encuentra en estado de legado. 

    Un amigo, como una broma, publicó el verano pasado que Helus parecía pasar tanto tiempo libre en los arroyos en busca de peces que debe ser parte oso. 

    Último adios a Ron Helus

    [TLMD - LA] Último adios a Ron Helus

    El agente falleció cuando trataba de rescatar a los asistentes del Bar Borderline.

    (Publicado jueves 15 de noviembre de 2018)

    "De hecho, soy parte oso", respondió. "Probablemente he tenido 200 encuentros con osos y tres pumas. ¡Tráelos! ¡Los amo!" 

    En el trabajo, asumió muchas de las tareas más difíciles del Departamento del Alguacil, trabajando en el equipo SWAT y en narcóticos e investigaciones. 

    "Si usted fue víctima de un crimen, quiere que él investigue el caso", dijo Buschow. "Iría a los confines de la tierra para encontrar a un sospechoso". 

    Después de su muerte, cientos de personas se alinearon en las calles para presentar sus respetos mientras un coche fúnebre llevaba su cuerpo desde el Centro Médico Regional Los Robles en Thousand Oaks a la oficina de un forense. 

    Muchos, incluido el personal médico y los oficiales de la ley, lloraron y pusieron sus manos sobre sus corazones mientras pasaba el coche fúnebre. Los bomberos armaron dos camiones de escalera para colgar una bandera estadounidense gigante en honor a Helus en la ruta. 

    Los sobrevivientes de Helus incluyen a su esposa, Karen, y su hijo, Jordan.