Incendio pone en peligro casas del norte de California

El gobernador, Jerry Brown, declaró el estado de emergencia debido a la conflagración.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Declaran estado de emergencia por incendios

    El gobernador de California, Jerry brown, declaró estado de emergencia por los incendios que se han desatado en el norte de California.

    (Publicado miércoles 4 de julio de 2018)

    Cientos de casas y negocios del norte de California estaban en peligro el lunes, luego que unos incendios brotaran durante el fin de semana atizados por vientos, obligando a miles de residentes a evacuar sus casas.

    Los incendios más grandes siguieron creciendo pero no hubo reportes de heridos ni muertos, dijo el departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California.

    El gobernador de California Jerry Brown declaró el estado de emergencia debido a la conflagración.

    El decreto facilitará recursos para el condado Lake, tanto para luchar contra las llamas como para las tareas de recuperación y reconstrucción posteriores.

    Alrededor de 3.000 residentes evacuaron sus casas en el condado de Lake, ubicado a unos 193 kilómetros (120 millas) al norte de San Francisco. Un incendio que se desató allí creció hasta 3.367 hectáreas (13 millas cuadradas) y destruyó al menos 22 casas e instalaciones, reportó la agencia.

    El jefe del escuadrón de bomberos Jonathan Cox dijo que más de 230 bomberos usaban helicópteros, bulldozers y otros recursos para combatir el incendio del condado Lake en una zona en la que era difícil llevar equipo.

    "Es como la peor combinación posible", dijo Cox.

    La región rural fue azotada en el 2015 por un incendio de 31.080 hectáreas (120 millas cuadradas) que dejó cuatro muertos y 2.000 instalaciones destruidas.

    Terri Gonsalves, de 55 años, evacuó su casa en el condado de Lake el domingo alrededor de la medianoche, tras subir cuatro chivos a su camioneta. Había estado monitoreando otro incendio que parecía estar alejándose, pero luego miró por su ventana y vio una gran colina en llamas.

    "Santo Dios, está aquí", dijo que pensó. "Yo me voy".

    Ella y su hija se fueron a Middleton, pequeña ciudad cerca de allí que también fue devastada por el incendio del 2015. Lo último que se supo fue que su casa estaba a salvo.

    Las autoridades también ordenaron que residentes evacúen el condado de Tehama, a unos 322 kilómetros (200 millas) al norte de San Francisco, donde había dos incendios. Uno de ellos creció a 1.036 hectáreas (cuatro millas cuadradas) mientras que el más pequeño, como de 130 hectáreas (media milla cuadrada), quemó varias casas y negocios en la ciudad de Red Bluff. Una de estas casas devastadas fue la de un policía de la ciudad que estaba ayudando a gente a evacuar, dijeron las autoridades.