Política, la Casa Blanca y el Congreso

Política, la Casa Blanca y el Congreso

Trama rusa: la investigación está llegando a su fin

El informe judicial sobre la injerencia electoral es esperado con gran expectativa.

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Corridos y mariachis dan consejos legales a indocumentados
    Getty Images
    El presidente Donald Trump y el fiscal especial, Robert Mueller (fotos de archivo).

    El principal fiscal en la investigación de la trama rusa que lleva adelante el equipo de Robert Mueller, Andrew Weissmann, dejará su puesto en los próximos días, lo que significa que el trabajo estaría llegando a su fin, según reportó inicialmente NPR y luego fue corroborado por NBC News.

    Otro integrante del equipo del exdirector del FBI también dejó su trabajo, según confirmó NBC News.

    Se estima que el reporte de la esperada investigación sería presentado al Departamento de Justicia en los próximos días.

    El equipo que encabeza el exdirectos del FBI lleva más de dos años de trabajo. Se estima, no obstante, que los investigadores están cerca de culminar su trabajo.

    La investigación tiene como objetivo determinar si hubo injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 que dieron la victoria al actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

    A preguntas de los periodistas, el presidente Trump había defendido que será el secretario de Justicia, William Barr, quien decida si hacer públicos o no los resultados de las pesquisas, cuando finalicen.

    "Eso dependerá totalmente del nuevo fiscal general", dijo el presidente durante una reunión con el canciller austríaco, Sebastián Kurz.

    "Él (Barr) es un hombre tremendo, una persona tremenda que realmente respeta a este país y a su justicia", aseguró Trump.

    Precisamente, William Barr tomo posesión como fiscal general el pasado 14 de febrero.

    Su llegada al cargo se produce en un momento de crecientes rumores sobre la posibilidad de que Mueller esté llegando al fin de su investigación, y ante una enorme expectación entre los estadounidenses por ver los resultados.

    El nuevo fiscal general no ha garantizado que vaya a hacer público de forma íntegra el informe de Mueller una vez que lo obtenga, lo que ha generado críticas entre la oposición demócrata.

    Durante su audiencia de confirmación en enero, Barr prometió que bajo su vigilancia "se permitirá a Bob (Mueller) que concluya su trabajo", y reivindicó su independencia frente a hipotéticas "interferencias políticas".

    Si finalmente se produce la próxima semana el anuncio del fin de las investigaciones, coincidiría con el viaje de Trump a Vietnam para reunirse con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un.

    Precisamente, estas pesquisas provocaron que el anterior fiscal general, Jeff Sessions, dimitiera a petición de Trump por sus diferencias al decidir en su día encargar la investigación a un fiscal especial, en este caso Mueller, para evitar cualquier interferencia del gobierno.

    Bajo la dirección de Mueller la indagación se ha ampliado desde la supuesta influencia del Kremlin en los comicios estadounidenses hasta las finanzas y negocios de Trump.