Inmigración

Inmigración

El emotivo reencuentro de una familia cinco meses después de ser separados en la frontera

El pequeño asegura haber sufrido abuso sexual en un centro de detención en California.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Conmovedor: familia inmigrante se reúne tras meses de separación

    El pequeño y su abuelita llegaron a la frontera de San Diego y Tijuana en marzo con la esperanza de reunirse con la madre del menor, quien vive en Virginia legalmente con sus otros dos hijos. (Publicado sábado 22 de septiembre de 2018)

    Una madre y su pequeño de 11 años finalmente están juntos otra vez.

    Karen Yadira Rodriguez Gutierrez tuvo que esperar cinco meses para reunirse con su hijo luego de que la madre de esta y el pequeño llegaran a la frontera entre México y Estados Unidos a pedir asilo.

    “Mi amor, mi amor, gracias Dios mío”, dijo Karen entre lágrimas en el aeropuerto internacional Washington Dulles, en Virginia.

    El menor y su abuelita llegaron a la frontera de San Diego y Tijuana en marzo con la esperanza de reunirse con Karen, quien vive en Virginia con sus otros dos hijos. Pero inmediatamente fueron detenidos.

    Tras permanecer juntos los primeros días, la abuela fue liberada, mientras que el pequeño terminó en un centro de detención en California, convirtiéndose este, en un terrible capitulo en sus vidas que ahora intentarán borrar de su mente.

    “Él estaba metido en la cabeza que nosotros lo habíamos dejado abandonado, entonces él tiene que saber primero eso, que no fue así (sic)”, dijo la madre del menor.

    “Ya ni me voy a acordar de los seis meses de sufrimiento que pasé hasta el día de ahora”, dijo María Irma Gutierrez Durón, la abuela del menor.

    Desde que el niño fue llevado al centro de detención, la lucha por recuperar a su hijo no se detuvo para Karen. Y aunque ella entregó todo los documentos requeridos por el gobierno federal, la reunificación no se daba.

    Durante el proceso, el menor alegó que fue abusado sexualmente, por lo que la organización Nexus se involucró para dar representación legal a la familia quien desde entonces ha decidido demandar al Gobierno.

    “Tenemos que reconocer que es una injusticia y es tiempo de cambiar las leyes para que gente como esta familia estén reunidas en los lugares que deben estar, en casa”, dijo Evan Ajin, el vicepresidente de operaciones libre por Nexus, quien también estuvo presente en el aeropuerto.

    El juez que vio el caso determinó que la detención del menor era inconstitucional por lo que debía ser entregado a su familia.

    El Gobierno tuvo que admitir en corte que no había razón para que no se devolviera el niño a su familia.