estados unidos

Comparece en corte el exembajador de EEUU acusado de espionaje

Víctor Manuel Rocha, de 73 años, está acusado de "cometer múltiples crímenes federales al actuar secretamente durante décadas como agente del gobierno de la República de Cuba"

Telemundo

MIAMI, Florida - El exembajador estadounidense Víctor Manuel Rocha compareció este lunes en una corte federal en Miami, donde enfrenta cargos de trabajar como agente del gobierno de Cuba durante más de cuatro décadas.

"Esta acción expone una de las infiltraciones de mayor alcance y más duraderas del gobierno de Estados Unidos por parte de un agente extranjero", dijo el fiscal general Merrick B. Garland, en un comunicado distribuido por el Departamento de Justicia.

Rocha, de 73 años, está acusado de "cometer múltiples crímenes federales al actuar secretamente durante décadas como agente del gobierno de la República de Cuba", señaló el comunicado.

"Durante más de 40 años, Víctor Manuel Rocha sirvió como agente del gobierno cubano y buscó y obtuvo puestos dentro del gobierno de Estados Unidos que le proporcionarían acceso a información no pública y la capacidad de afectar la política exterior de Estados Unidos", agregó.

LA PRESUNTA ACTIVIDAD CLANDESTINA DE ROCHA

Según la denuncia, a partir de 1981 aproximadamente y continuando hasta el presente, Rocha, quien tenía la ciudadanía estadounidense, “apoyó secretamente a la República de Cuba y su misión clandestina de recopilación de inteligencia contra los Estados Unidos sirviendo como agente encubierto y agente de la Dirección General de Inteligencia de Cuba”.

De acuerdo con el documento judicial presentado en la corte, Rocha "mantuvo en secreto su estatus como agente cubano para protegerse a sí mismo y a otros y para permitirse la oportunidad de participar en actividad clandestina adicional".

Además, proporcionó información falsa al gobierno de EEUU para mantener su misión en secreto, viajó al extranjero para reunirse con agentes de inteligencia cubanos y mintió en documentos para obtener documentos de viaje, según la acusación.

Rocha, arrestado el viernes 1 de diciembre en Miami, estuvo empleado en Departamento de Estado entre 1981 y 2002, en posiciones que le dieron acceso a información no pública, incluyendo información clasificada, y la capacidad de afectar la política exterior de EEUU.

Según la denuncia, tras salir del Departamento de Estado, Rocha participó en otros actos en respaldo a los servicios de inteligencia de Cuba. Desde alrededor del 2006 hasta el 2012, Rocha se desempeñó como asesor del jefe del Comando Sur de EEUU, cuya responsabilidad incluye a Cuba.

El exempleado del Departamento de Estado sirvió en el Consejo de Seguridad Nacional de 1994 a 1995 y fue embajador de EEUU en Bolivia de 2000 a 2002.

Rocha, nacido en Colombia y naturalizado estadounidense, se desempeñó entre 1991 y 1994 como Oficial Principal Adjunto de la Sección de Intereses de EEUU en La Habana, así como director de Asuntos Interamericanos en el Consejo de Seguridad Nacional en Washington DC.

Rocha cursó estudios en EEUU entre ellos en la Escuela Taft y las universidades de Yale, Harvard y Georgetown, y trabajó como funcionario y diplomático estadounidense en delegaciones de varios países, entre ellos Cuba, México, Argentina, Honduras y República Dominicana, así como también en Italia.

"EL COMANDANTE" FIDEL CASTRO

La denuncia revela que en una serie de reuniones en 2022 y 2023 con un agente encubierto del FBI que se hizo pasar por una representante encubierto de la Dirección General de Inteligencia (DGI) de Cuba, Rocha dijo en varias ocasiones que trabajó durante décadas para Cuba.

Cuando el agente del FBI le dijo que era un "representante encubierto en Miami" cuya misión era presentarse como su nuevo contacto y establecer un plan de comunicación, Rocha dijo que sí y se enfrascó en una larga conversación en la que "describió y celebró su actividad como agente de inteligencia cubano", indicó el documento judicial.

Durante las reuniones, Rocha se comportó como un agente cubano, refiriéndose consistentemente a EEUU como "el enemigo" y usando el término "nosotros" para referirse a él y a Cuba.

Además, según el documento, Rocha elogió a Fidel Castro como "el comandante" y se refirió a sus contactos con la inteligencia cubana como sus "compañeros" y a los servicios de inteligencia cubana como "la dirección". Rocha describió su trabajo como agente cubano como "un gran slam".

Contáctanos