Política, la Casa Blanca y el Congreso

Política, la Casa Blanca y el Congreso

Restauran credencial a periodista pero con advertencia

La Casa Blanca dijo que podrían revocársela si no se apega a las normas en vigencia.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Investigarán fraudes en procesos de naturalización
    EFE
    El presidente Trump y el periodista Jim Acosta, de la cadena CNN, durante el encendido intercambio en la Casa Blanca.

    El gobierno del presidente Donald Trump puso fin el lunes a sus esfuerzos por prohibir el ingreso del reportero de CNN, Jim Acosta, a la Casa Blanca, pero advirtió que podría revocarle nuevamente sus acreditaciones si no se apega a las normas que rigen el comportamiento de los periodistas.

    La Casa Blanca indicó que a los reporteros se les permitiría hacer una pregunta cada vez que se les dé la palabra en conferencias de prensa, y las preguntas de seguimiento solo serán admitidas a consideración del presidente.

    En una carta dirigida a Acosta, el director de comunicaciones de la Casa Blanca, Bill Shine, y la secretaria de prensa, Sarah Huckabee Sanders, señalaron que se verán obligados a reconsiderar su decisión “en caso de que se presente un comportamiento poco profesional”.

    CNN señaló que, como resultado, desechó la demanda que interpuso contra la Casa Blanca a nombre de Acosta.

    “Gracias a todos por su apoyo”, tuiteó Acosta. “Como lo dije el viernes pasado, volvamos a trabajar”.

    En un principio la Casa Blanca revocó las acreditaciones de Acosta después de que se enfrascara en un intercambio verbal con Trump durante una conferencia de prensa el 7 de noviembre.

    El argumento inicial del gobierno fue que Acosta había sido brusco con una becaria de la Casa Blanca que buscaba recuperar el micrófono, pero esa justificación se vino abajo después de que Sanders difundió un video alterado a fin de que Acosta luciera más agresivo de lo que fue en realidad.

    En lugar de ello, la Casa Blanca se centró en comportamiento que definió como una falta de respeto al presidente. Acosta y CNN han sido blancos frecuentes de un mandatario que ha decidido ridiculizar la cobertura de su gobierno como “noticias falsas” y se ha referido a la prensa como enemigo del pueblo.

    CNN presentó la demanda para restaurar las credenciales de Acosta, bajo el argumento de que la medida violaba el derecho constitucional a la libertad de prensa y que se le negó el debido proceso.

    En Washington, el juez federal de distrito Timothy Kelly citó el argumento del debido proceso el viernes pasado, al otorgarle a Acosta una orden judicial válida por dos semanas para que volviera al trabajo.

    En un principio la Casa Blanca se rehusó, al decir que había tomado la decisión preliminar de excluir a Acosta una vez que concluyeran las dos semanas. Pero Shine y Sanders cambiaron de parecer una vez que CNN solicitó una audiencia.