Joven en hospital: pensaba que era una hoja, pisa petardo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Joven herida al pisar un cohete encendido

    Una adolescente de Chula Vista caminaba por la calle cuando pisó lo que creyó que era una hoja y resultó ser una palomita pirotécnica. (Publicado viernes 9 de febrero de 2018)

    SAN DIEGO - Una adolescente que regresaba a su casa de la escuela el miércoles resultó herida cuando pisó una paloma encendida que había sido arrojada al suelo por un par de adolescentes que caminaban delante de ella.

    La joven de 16 años caminaba por la calle Santa Diana, cerca de la avenida Santa Alexia, justo antes de las 3:00 p.m.

    Cuando la adolescente pisó la paloma, pensando que era solo una hoja en llamas, explotó, hiriéndola gravemente en el pie, dijo el Departamento de Policía de Chula Vista (CVPD)

    El capitán de CVPD Vern Sallee dijo que la adolescente fue llevada al Centro Médico UC San Diego donde tuvo que someterse a una cirugía en su pie derecho. Se espera que se recupere.

    Investigadores de incendios premeditados de CVPD, la Unidad de Bomberos e Incendios del Departamento del Alguacil del Condado de San Diego (SDSO) determinaron que el explosivo era una que no representaba más amenaza para el público.

    Some of the illegal fireworks recovered by investigators in Chula Vista following the firecracker incident on Santa Diana Road.
    Crédito de la foto: Chula Vista Police Department
     

    Según los investigadores, la víctima, que estudia en la secundaria Otay Ranch, dijo que había visto a dos adolescentes caminando delante de ella momentos antes de la explosión del petardo, pero no pensó nada al respecto.

    Los oficiales de recursos e investigadores de las escuelas de Chula Vista pudieron rastrear a esos dos menores y, después de entrevistarlos, determinaron que el adolescente que arrojó el petardo al suelo no lo hizo para herir intencionalmente a la víctima.

    El adolescente le dijo a la policía que no sabía que la víctima estaba caminando detrás de ellos y que no sabía que había sido lastimada por el petardo. Le dijo a la policía que había recibido el petardo de otro joven que va a otra escuela.

    Cuando los agentes encontraron a ese tercer adolescente, determinaron que el petardo había sido comprado legalmente en Arizona pero traído ilegalmente a Chula Vista. La Unidad de Bomberos e Incendios del Departamento del Alguacil encontró más fuegos artificiales en posesión del menor y confiscó los explosivos.

    El CVPD dijo que este caso sirve como un recordatorio para el público sobre los peligros de los petardos. Todas las formas de petardos y artefactos explosivos son ilegales en el condado de San Diego.

    Además de herir a otros, los petardos podrían provocar incendios, especialmente en condiciones secas que a menudo se experimentan en el condado de San Diego. El departamento de policía advirtió a los padres que no permitan que sus hijos compren, usen o poseen fuegos artificiales.

    "La posesión de fuegos artificiales es un delito menor y en ocasiones puede ser un delito grave según las circunstancias", dijo Salle.

    En cualquier momento, los fuegos artificiales pueden ser entregados a la policía o los departamentos de bomberos para su eliminación adecuada. Aquellos que entreguen sus fuegos artificiales a las autoridades no serán procesados por posesión, dijo la CVPD.

    Los investigadores someterán el caso a la Fiscalía del Condado de San Diego para su revisión y consideración de los cargos. Los sospechosos menores no fueron identificados, dada sus edades.