Fiscal: cerebro de ataque a "Big Papi" vive en Texas

Al parecer, el disparo no era para David Ortiz, sino para otra persona en su mesa.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    5 maneras de hacer divertida la lectura
    NBC News
    Victor Hugo Vásquez es buscado por agentes federales antidrogas.

    HOUSTON – Un hombre residente del área de Katy, Texas, está siendo buscado por autoridades federales en conexión con la balacera en la que fue seriamente herido el exbeisbolista de los Medias Rojas de Boston, David Ortiz.

    De acuerdo con el Fiscal General de República Dominicana, el ataque armado fue ordenado desde Estados Unidos por Victor Hugo Gómez, un hombre de 43 años y residente en el área oeste de Katy, quien es buscado por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA).

    Gómez es una de las personas que, según la DEA, hace parte de una red de narcotráfico que operaba en el área de Houston y que dejó acusaciones formales contra 43 personas el pasado mes de marzo.

    El ahora acusado de ser el cerebro tras el ataque armado en el que resultó herido Ortiz enfrenta cuatro cargos criminales de conspiración con el intento de distribuir más de 5 kilos de cocaína y uno de heroína, conspiración para realizar transacciones financieras, posesión para distribuir más de 10 kilos de cocaína y posesión con el intento de distribuir 20 kilos de cocaína.

    Gómez tendría vínculos con el Cartel del Golfo de México.

    Según el fiscal Jean Alain Rodríguez, Gómez contrató a los pistoleros para matar a su primo, quien lo denunció ante las autoridades de República Dominicana en 2011.

    Ortiz fue baleado por un pistolero, identificado como Rolfi Ferreira, el pasado 9 de junio. De acuerdo a Rodriguez, Ortiz fue confundido con el primo de Gómez quien estaba sentado en la misma mesa.  

    Este jueves las autoridades sometieron una acusación formal en relación a drogas contra Ferreira-Cruz, según los fiscales en Nueva Jersey. El hombre de 25 años enfrenta múltiples cargos de posesión y conspiración, así como un cargo relacionado con armas de fuego, con penas máximas de más de 40 años en prisión por los diversos cargos.