Atacante de California habría escrito en redes durante masacre

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Revelan más detalles sobre la masacre en Thousand Oaks

    El asesino de Thousand Oaks había publicado mensajes en sus redes sociales. (Publicado lunes 12 de noviembre de 2018)

    El presunto autor de un tiroteo masivo en un bar de Thousand Oaks, California, habría escrito en sus redes sociales justo cuando el ataque comenzó, según revelaron oficiales al equipo de investigación de NBC4.

    Ian David Long, 28, habría publicado dos veces en medio de la cruenta balacera que dejó más de una decena de víctimas mortales, tras abrir fuego contra un grupo de estudiantes que celebraban un evento en el local Borderline Bar & Grill el miércoles por la noche.

    Varios agentes le dijeron a NBC4 que el primer mensaje ofrecía luces de su estado mental. "La gente debatirá por años si estoy loco o no", habrían sido sus palabras, parafraseadas por la fuente.

    Lo siguiente habría sido: "pero estoy cuerdo, la vida es (censurado), a quién le importa, y estoy aburrido".

    Las autoridades no citaron las palabras específicas o en qué redes las había publicado, pero lo anterior apuntaría a que era percibido como una persona en problemas.

    El primer medio en reportar la actividad en redes de Long fue TMZ, mientras que voceros de Facebook (propietario también de Instagram) declinaron comentar si fue en esa plataforma que salieron los mensajes. Dijeron que no había sido publicado en Instagram sin dar datos adicionales y pidieron referirse a las autoridades. Twitter no ha respondido la solicitud de información.

    Las autoridades prosiguen con la información para tratar de precisar el curso de los acontecimientos y piensan que Long entró armado y vestido de negro cerca de las 11:15 p.m. Además creen que baleó a varias víctimas en el baño y finalmente se quitó la vida.

    Se supo que el hombre habría prestado servicio en la Infantería de Marina, por lo que estuvo en Afganistán y habrían estado experimentando problemas emocionales. 

    Todavía tratan de conocer cuál fue el motivo del ataque.