Abogado: no estaba en coma mujer con discapacidad que dio a luz en Hacienda HealthCare

Un abogado aclaró que la paciente no habla, pero sí tiene cierta capacidad para moverse.

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Pequeños errores, grandes consecuencias

    PHOENIX — Un abogada de la familia de una mujer discapacitada de Arizona que dio a luz en un centro de atención dijo que no está en coma como se informó anteriormente.

    El Arizona Republic informó el viernes que el abogado John Micheaels dijo que la mujer de 29 años tiene "discapacidades intelectuales significativas" y que no habla, pero tiene cierta capacidad para moverse, responde a los sonidos y puede hacer gestos faciales. 

    Escándalo en Hacienda Healthcare por paciente en estado vegetativo que dio a luz

    [TLMD - AZ] Escándalo en Hacienda Healthcare por paciente en estado vegetativo que dio a luz

    Algunos familiares estan buscando otros lugares para trasladar a sus pacientes

    (Publicado miércoles 9 de enero de 2019)

    La policía de Phoenix ha dicho que la mujer fue víctima de un asalto sexual y ha revelado poca otra información.

    Una declaración del 8 de enero por funcionarios de la tribu San Carlos Apache dijo que la mujer, un miembro de la tribu, dio a luz mientras estaba en coma.

    Los medios noticiosos informaron que la mujer, que no ha sido identificada públicamente, se encontraba en un estado vegetativo en las instalaciones donde pasó muchos años.

    "Lo importante aquí es que, contrariamente a lo que se informó, ella es una persona, aunque con discapacidades intelectuales significativas. Tiene sentimientos y es capaz de responder a las personas con las que está familiarizada, especialmente la familia", dijo Micheaels al periódico.

    Investigan posible violación a mujer en estado vegetativo

    [TLMD - AZ] Investigan posible violación a mujer en estado vegetativo

    Varias agencias del Valle investigan el embarazado de una mujer que ha permanecido en un centro médico por más de 10 años.

    (Publicado viernes 4 de enero de 2019)

    El abogado respondió a una solicitud el sábado por The Associated Press para hacer un comentario diciendo en un correo electrónico que la información reportada en el diario es correcta. No hizo más comentarios.

    La mujer dio a luz a un bebé el 29 de diciembre cuando el personal de Hacienda HealthCare llamó desesperadamente al 911 para pedir ayuda, y le dijo a un operador que no sabían que estaba embarazada.

    Los investigadores de la policía han estado recolectando muestras de ADN de empleados varones en las instalaciones y de cualquier otro hombre que pudiera haber tenido contacto con la mujer. Los funcionarios reguladores estatales también han puesto en marcha investigaciones.

    Según los informes, la víctima y el recién nacido se han estado recuperando en un hospital, pero no se ha divulgado ninguna información sobre sus condiciones.

    El tutor de la mujer, su madre, la describió en un informe anual del tutor del 29 de mayo presentado ante el tribunal como "un adulto incapacitado". El informe de un médico adjunto dice que la mujer tiene un trastorno cerebral, una forma de retraso, neumonía recurrente, parálisis de las extremidades , trastorno convulsivo y otras afecciones.

    El portavoz de Hacienda, David Leibowitz, dijo a la AP el sábado que las leyes de privacidad del paciente le impedían hablar sobre la condición de la mujer.

    El director de la instalación renunció y, posteriormente, la empresa contrató al ex fiscal del condado de Maricopa, Rick Romley, para realizar una investigación independiente sobre los procedimientos de gestión y la seguridad del paciente.

    El viernes, Hacienda anunció que otra paciente había denunciado abuso físico por parte de miembros del personal.

    Los funcionarios de Hacienda dijeron en un comunicado de prensa que la paciente acusó a una enfermera registrada y a una cuidadora certificada, ambas mujeres, de gritarle y golpearle la cabeza y el brazo.

    Los funcionarios de la hacienda dijeron que el paciente no mostró signos de lesión o abuso y que los dos trabajadores no tenían antecedentes de quejas y negaron las acusaciones. Fueron puestos en licencia administrativa durante una investigación.

    La policía dice que se les informó sobre la queja, pero no pudieron corroborar nada.