Solo y herido: pájaro es enviado en un Uber a centro de animales en Utah

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Hombre rescata pájaro y lo traslada en Uber a un centro de animales

    Hombre de Utah no podía manejar, así que le pagó una carrera en Uber al herido animal.

    (Publicado miércoles 10 de julio de 2019)

    Un pajarito herido fue enviado solo en un vehículo hasta el Centro de Rehabilitación de Vida Silvestre del Norte de Utah (WRCNU). 

    Dicho centro contó en su cuenta de Facebook que un hombre estaba ingiriendo bebidas alcohólicas cuando encontró el Lesser Goldfinch en la ciudad de Ogden y decidió llevarlo a un lugar donde pudiera ser atendido.

    Como no quería manejar intoxicado, el individuo decidió entonces contratar un servicio de Uber que trasladó al animalito hasta WRCNU.

    WRCNU agradece la acción heroica de esta persona ya que el animal obtuvo  la atención que necesitaba de manera oportuna. También agradece al hombre por mantenerse a salvo y por no poner en peligro la seguridad de los demás en la carretera.

    Peligro: tiburón nada muy cerca de bañistas

    Peligro: tiburón nada muy cerca de bañistas

    El animal se desplazó muy cerca de varias personas que no se percataron de su presencia.

    (Publicado lunes 1 de julio de 2019)

    En una entrevista Timothy Crowley, de 34 años, de Clinton, Utah, dijo que llamó al pajarito huérfano Petey. "Estábamos en el patio trasero, era un buen sábado por la tarde, disfrutando debajo del árbol. En realidad era el patio trasero de (la casa de) mi amigo, el pájaro simplemente se cayó del árbol detrás de nosotros".

    Luego dijo que "realmente no sabíamos qué hacer. Le pregunté a mi esposa que buscó el número de teléfono del centro. Les llamé y me pidieron una foto. Me llamaron de vuelta diciendo que estaba herido y me dijeron: 'Oye, si quieres traerlo sería la mejor opción para ayudarlo o podría morir'".

    Crowley contó que su esposa acababa de tener un hijo el mes pasado, así que no había manera de que le pidiera que lo llevara ella y el había tomado licor.

    "Acabamos de tomar unas copas, he estado en el ejército durante 16 años y he visto a personas que reciben DUI. Es algo que nunca haría. Mi amigo estaba bromeando: 'Oye, tal vez deberíamos llamar un Uber'", explicó.

    De acuerdo a su testimonio el pajarito "estaba respirando pesadamente con la boca abierta, no queríamos que sufriera". Entonces llamó a un Uber, y el conductor canceló el servicio e hicieron un segundo intento.

    "La segunda no dijimos nada, fue una señora llegó y dijimos que esta era la situación". Lo metieron en el carro envuelto en unas toallas de papel en una caja. Luego se enteró de que el animal probablemente se mejorará para el momento de la migración.