Aprueban medida que permitiá cobro por transitar por famosa Lombard Street en San Francisco

No se espera que el nuevo sistema de peaje entre en funcionamiento antes de 2020.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Aprueban medida que permitiá cobro por transitar por famosa Lombard Street en San Francisco
    SHUTTERSTOCK

    Líderes locales aprobaron el martes por unanimidad una resolución que permitiría cobrar una tarifa a turistas y residentes que conduzcan por la famosa calle de las flores en Lombard Street en San Francisco, de acuerdo con la oficina de la supervisora Catherine Stefani.

    Miles de turistas pronto tendrían que pagar hasta $10 luego de la votación de 11-0 de la Junta de Supervisores.

    Funcionarios de la ciudad y el estado anunciaron el lunes un proyecto de ley que le daría a San Francisco la autoridad para establecer un sistema de peaje y reservaciones para la calle que serpentea en una colina empinada, en un esfuerzo por reducir las multitudes y la congestión del tráfico.

    "Debemos implementar un sistema que permita a los residentes y visitantes disfrutar de la 'Calle Crookedest en el mundo'", dijo el asambleísta Phil Ting, un demócrata de San Francisco que fue el autor de la legislación.

    Los residentes dicen que la vía panorámica se parece más a un parque de diversiones abarrotado que a una calle de vecindario. Han estado pidiendo durante años que los funcionarios aborden los problemas de tráfico, la basura y la cantidad de visitantes que acuden día a día al lugar turístico.

    En los meses de verano, aproximadamente 6,000 personas visitan al día la calle de 600 pies de largo, creando líneas de autos que se extienden por bloques y obstruyendo el vecindario Russian Hill.

    "Los autos realmente impactan en el vecindario porque se alinean y retroceden", dijo Greg Brundage, presidente de Lombard Hill Improvement Association.

    Funcionarios de transporte de San Francisco han propuesto que los visitantes realicen una reservación en línea y paguen $5 por cada vehículo. Otro plan requiere reservas en línea y un cargo de $10 los fines de semana y días festivos.

    La ciudad necesita la aprobación del estado para cobrar a las personas por el uso de una vía pública, pero dependería de los funcionarios de la ciudad determinar cómo y qué cobrar y cómo usar los fondos.

    No se espera que el nuevo sistema de peaje entre en funcionamiento antes de 2020, dijeron funcionarios.

    La supervisora Catherine Stefani dijo que la tarifa ayudaría a mantener el sistema de reservas y a pagar a más oficiales de control de tráfico, más patrullas policiales en la zona y trabajadores que se asegurarán de que los visitantes tengan una buena experiencia.

    "Es un programa piloto, pero es algo que debemos tratar de abordar la congestión del tráfico", dijo Stefani. Vida Bhatt, una turista de Melbourne, Australia, dijo que ella y su familia condujeron por la calle de alas flores, estacionaron su auto y luego decidieron regresar y explorar la vía pública a pie.

    "¡Es tan hermoso! No he visto nada como esto en ningún otro lugar del mundo ", dijo Bhatt.

    Bhatt dijo que pagaría felizmente por tener la experiencia de conducir por Lombard Street. "Esta es una de las principales atracciones de San Francisco y vengo de muy lejos en el mundo, pagaría y me aseguraría de poder verla", dijo.

    Residentes construyeron las curvas cerradas en el camino de ladrillos rojos en 1922 porque la calle con una inclinación 27 grados era demasiado pronunciada para que los autos de la época pudieran transitar.

    Vecinos agregaron exuberantes jardines llenos de hortensias y rosas 30 años después. Las amplias vistas y el hecho de que un teleférico se detiene en la parte superior de la calle contribuyeron a su popularidad.

    Su fama mundial solo aumentó después de que apareció en películas y comerciales. Brundage, quien ha vivido en la calle durante 22 años, dijo que lidiar con el tráfico es la mitad del problema.

    También le gustaría ver qué se hace algo con respecto a los autobuses que dejan a los turistas, pero está contento de ver algún progreso en el tratamiento de la situación. "Este es un programa piloto, pero estamos muy emocionados de que este día haya llegado", dijo.