Liberan abuela después de 11 años en prisión

Abogados dicen que la mujer fue acusada de un crimen que no cometió.

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Liberan abuela después de un crimen que no cometió

    Después de once años de estar encarcelada por un crimen que no cometió, María Méndez, fue liberada la semanada pasada y ahora disfruta de su libertad junto a sus hijos en México. (Publicado miércoles 11 de julio de 2018)

    DETALLES DESTACADOS

    • María Mendez fue liberada después de que sus abogados comprobaron que ella no asesinó a su nieto, que estaba bajo su cuidado.

    • Sus abogados lograron a presentar evidencia, confirmando que los doctores en el caso, mintieron.

    • Mendez siempre negó la acusación de la muerte de nieto, estuvo en prisión por 11 años.

    Después de once años de estar encarcelada por un crimen que no cometió, María Méndez, fue liberada la semanada pasada y ahora disfruta de su libertad junto a sus hijos en México.

    Méndez, quien tiene 10 hijos, fue acusada de la muerte de su nieto, pero gracias al Proyecto por Los Inocentes de la Universidad de Loyola, esta madre finalmente logró salir de prisión.

    “Puedo ver el aire, puedo sentir el aire afuera, puedo ver los pájaros, puedo ver el sol cuando sale. Me siento muy orgullosa de estar afuera”, dijo Méndez a través de una entrevista vía internet desde la casa de uno de sus hijos en Cozumel, Quintana Roo, México.

    Fue en el 2007 que Méndez fue sentenciada a 25 años a cadena perpetua por la muerte de su nieto, un crimen que siempre negó. Sin embargo pasó más de una década en una prisión en el norte de California.

    Una investigación de tres años, realizada por el Proyecto por Los Inocentes de la Universidad de leyes de Loyola, se descubrieron discrepancias en el testimonio de los peritos de la fiscalía.

    Según la abogada Megan Baca, del Proyecto de los Inocentes de Loyola, los doctores, supuestos expertos que testiguaron durante el juicio de María, habían dado testimonio falso.

    “Descubrimos que el niño no había muerto por homicidio, sino fue un accidente, que se había caído de la cama”, agregó Baca.

    Después de examinar la nueva evidencia, un juez ordenó su libertad el 27 de junio, saliendo de la cárcel ocho días después.

    Para María fueron 11 horribles y violentos años porque fue golpeada por otras mujeres que estaban encarceladas.

    “Ahorita no quiero recordar estos días tristes, porque me siento mal”, dijo la abuelita de 64 años.

    El fiscal de Los Ángeles dijo que buscaría enjuiciar a Méndez de nuevo y ICE también esperaba deportarla pero tenía una opción, dijo la abogada.

    “De tomar oferta de no contender, que dice voy a dejar de pelear mi caso pero no soy culpable, pero tampoco voy a mantener mi inocencia”, dijo la abogada de Mendez.

    Después de esto vino una salida voluntaria a México.

    Mendez dijo que no guarda rencor contra los que mintieron.

    “Ahora que despierto miro los rayos del sol que me está enfocando por la ventana, es algo lindo que le doy gracias a Dios. Gracias a mis abogadas, gracia a ellos que si verdaderamente lucharon para verme afuera”, dijo la emocionada abuelita.

    La señora Méndez, tiene un total de 10 hijos, dos viven en la República Mexicana, y los otros ocho en Los Ángeles, y dice que fue el amor por ellos que la mantuvo fuerte todos esos años en prisión.