Atentados en Bruselas desatan cacería

Policía belga difundió foto de tres sospechosos del atentado en el aeropuerto.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Bélgica de luto y Europa en alerta por atentados

    Al menos 34 muertos y más de 200 heridos fue el saldo del reciente ataque terrorista (Publicado martes 22 de marzo de 2016)

    BRUSELAS, (Bélgica) - El grupo extremista Estado Islámico (EI) se habría responsabilizado de los atentados en Bruselas, según confirmaron a NBC News autoridades antiterroristas de Estados Unidos quienes dijeron que “parece genuino” el anuncio donde se reivindican los ataques. 

    Entretanto la oficina del portavoz de la policía federal belga difundió una foto en la que aparecen tres hombres que se consideran sospechosos de perpetrar el atentado en el aeropuerto, según indicó NBC News. El hombre con sombrero en el extremo derecho de la foto está siendo buscado por las autoridades. Se cree que los otros dos individuos han muerto. Para ver las imágenes del ataque, haz clic aquí. 

    Dos explosiones sacudieron este martes al aeropuerto de la capital belga, y a una estación de tren, dejando 34 muertos y 136 heridos justo dos días después de la aprehensión del acusado de perpetrar los ataques terroristas en París en noviembre.  

    Las bombas utilizadas en el aeropuerto de Bruselas contenían clavos, de acuerdo con el director del Hospital Gasthuisberg en Lovaina, Marc Decramer. La mayoría de las víctimas que son tratadas en este hospital tenían fracturas, quemaduras y cortes profundos causados por objetos metálicos. 

    Crédito de la foto: Instagram/alxdm

    La policía encontró y neutralizó una tercera bomba en el aeropuerto una vez que se disipó el caos tras las dos explosiones iniciales, dijo Florence Muls, una portavoz del aeropuerto. Escuadrones antibombas también detonaron objetos sospechosos que se encuentraron en al menos dos lugares en otras partes de la capital, pero tampoco contenían explosivos, dijeron las autoridades.

    En la tarde, tras una redada en Schaerbeek, un artefacto explosivo casero fue descubierto y contenía clavos. Los investigadores también encontraron productos químicos y una bandera del Estado Islámico.

     

    #brusselsairport #zaventem

    A photo posted by mvw8500 (@mvw8500) on

    La agencia de noticias Amaq, vinculada a la organización yihadista, difundió un comunicado en inglés y que no pudo ser verificado, que señala que combatientes del EI "detonaron una serie de bombas, cinturones y aparatos explosivos, el martes, contra el aeropuerto y una estación de metro del centro de Bruselas, capital de Bélgica, un país que participa en la coalición internacional contra el Estado Islámico".

    "Combatientes del Estado Islámico abrieron fuego dentro del aeropuerto de Zaventem, antes de que varios de ellos detonaran sus cinturones explosivos; además, un mártir detonó su cinturón explosivo en la estación de metro de Maalbeek", precisó la nota, que añadió que los ataques causaron "más de 230 muertos y heridos".

    La fiscalía belga señaló que tienen dificultad de precisar el número de fallecidos y heridos por las labores de rescate e identificación en curso. 

    Entre los heridos se encuentran tres misioneros mormones estadounidenses quienes fueron afectados por las explosiones en el aeropuerto. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, dijo en un comunicado que los tres están en estado crítico, pero su condición no amenaza sus vidas.

    Los misioneros heridos, cuyas familias han sido notificadas, son: Richard Norby de 66 años de Lehi, Utah; Joseph Empey, de 20 años, de Santa Clara, Utah, y Elder Mason Wells, de 19 años,  de Sandy, Utah.

    La fiscalía confirmó que uno de las dos explosiones fue causada por un kamikaze y señaló que permanecen bajo máxima alerta, mientras instó a los ciudadanos a no salir a las calles. 

    Todos los vuelos al aeropuerto fueron cancelados, los aviones que llegaban a la ciudad fueron desviados y Bélgica elevó al nivel máximo la alerta por terrorismo, según las autoridades. También se estrechó la seguridad en todos los aeropuertos parisinos.

    Zach Mouzoun, que llegó en un vuelo de Ginebra unos 10 minutos antes de la primera detonación, dijo a la televisora BFM que la segunda explosión, más fuerte, derribó trozos del techo y rompió tuberías, mezclando el agua con la sangre de las víctimas.

    "Fue atroz. Los techos se cayeron", dijo. "Había sangre por todas partes, gente herida, maletas por todas partes".

    "Estábamos caminando por entre los escombros. Era un escenario de guerra".

    Cerca de la entrada de la estación de metro de Maelbeek, cerca de la sede de la Unión Europea, los equipos de emergencias levantaron un hospital de campaña en un pub local. Pasajeros conmocionados salían de las bocas del metro mientras la policía intentaban establecer un perímetro de seguridad.

    "El metro salía de la estación de Maelbeek cuando hubo una explosión que sonó muy fuerte. Había pánico por todas partes. Había mucha gente en el metro", dijo Alexandre Brans, de 32 años y que se estaba limpiando la sangre del rostro.

    Las explosiones se produjeron en el momento de mayor afluencia del aeropuerto, que sirve a la ciudad que funciona como capital de la Unión Europea de 28 países. También la OTAN tiene su sede en la zona.

    El aeropuerto conecta la capital europea con 266 destinos de todo el mundo y por sus instalaciones pasaron casi 23.5 millones de pasajeros en 2015. Autoridades analizan si el aeropuerto podría reabrir el jueves.