COVID-19

California recomienda el uso de mascarillas en interiores ante la propagación de la variante Delta

Autoridades aseguraron que más del 90% de los casi 40 millones de residentes del estado viven en áreas donde la propagación comunitaria de COVID-19 es ahora alta o sustancial.

Telemundo

El Departamento de Salud Pública de California recomienda que las personas usen máscaras en interiores, independientemente del estado de vacunación, como protección contra la variante Delta, la cepa más contagiosa hasta el momento.

El anuncio del miércoles sigue a un cambio radical de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC, por sus siglas en inglés), que recomendaron el martes que las personas completamente vacunadas usen tapabocas en entornos públicos cerrados en áreas donde la transmisión es alta o sustancial.

La recomendación federal es un cambio de mayo, cuando los CDC anunciaron que las personas completamente vacunadas podrían omitir el uso de mascarillas en la mayoría de los espacios interiores.

Funcionarios de California dijeron que más del 90% de los casi 40 millones de residentes del estado viven en áreas donde la propagación comunitaria es ahora alta o sustancial.

“La variante Delta ha provocado un fuerte aumento de las hospitalizaciones y las tasas de casos en todo el estado. Recomendamos el enmascaramiento en lugares públicos cerrados para frenar la propagación mientras continuamos los esfuerzos para vacunar a más californianos ”, dijo el Dr. Tomás J. Aragón, funcionario de salud pública del estado.

Aunque el número de casos se mantiene muy por debajo del pico invernal, las infecciones y las hospitalizaciones están aumentando y los funcionarios de salud temen que no se vacune a suficientes personas contra una variante más contagiosa. Más del 62% de los residentes mayores de 12 años están completamente vacunados en California.

El lunes, el gobernador Gavin Newsom anunció que aproximadamente 2.4 millones de empleados estatales y de atención médica deben mostrar prueba de vacunación o enfrentar pruebas semanales. Eso incluye casi 250,000 trabajadores estatales y un estimado de 2.2 millones de personas que trabajan en instalaciones de atención médica y atención a largo plazo privadas o públicas.

Contáctanos