california

Líderes demócratas de California anuncian medida electoral contra los robos en tiendas

El plan, liderado por el gobernador Gavin Newsom, es un esfuerzo para competir con otra medida centrada en el crimen respaldada por una coalición de grupos empresariales que, según los legisladores, resultaría en que más personas sean encarceladas.

Getty Images

SACRAMENTO, California - Los principales demócratas de California anunciaron el domingo que pedirán a los votantes que aprueben un plan para combatir el robo en comercios minoristas.

El plan, liderado por el gobernador Gavin Newsom, es un esfuerzo para competir con otra medida centrada en el crimen respaldada por una coalición de grupos empresariales que, según los legisladores, resultaría en que más personas sean encarceladas. Newsom y los legisladores negociaron el plan a puerta cerrada durante el fin de semana después de no poder convencer a la coalición de que retirara su esfuerzo de la boleta electoral.

Ambas propuestas incluirían convertir el hurto en tiendas en un delito grave para los reincidentes y aumentar las penas para los traficantes de fentanilo.

Según el plan de los minoristas, cualquier condena anterior relacionada con robo, incluso si ocurrió hace años, contaría para una política de tres castigos para aumentar las sentencias. Los legisladores también proponen castigos más severos para los ladrones reincidentes, pero las condenas tendrían que ocurrir con tres años de diferencia entre sí.

Los fiscales podrían agregar la cantidad de todos los bienes robados en un plazo de tres años para acusar de delitos más graves según el plan de los demócratas.

Los legisladores votarán para avanzar en el plan y entregárselo a Newsom para su firma antes de la fecha límite del miércoles.

Esperan colocar la medida como el primer tema en la boleta electoral en noviembre. Con dos medidas en competencia en la boleta, prevalecería la que obtuviera más votos.

Los legisladores republicanos criticaron el plan de los demócratas y uno de ellos lo calificó de "una farsa" para confundir a los votantes.

El plan de último minuto es un intento de los principales demócratas de California de anular otra iniciativa que toma medidas enérgicas contra los ladrones y traficantes de drogas, que cuenta con el respaldo de una amplia coalición de empresas, fiscales de distrito y funcionarios locales. La coalición y los líderes estatales se han enfrentado sobre cómo combatir los delitos de robo en comercios minoristas.

La propuesta de los minoristas haría retroceder partes de la Proposición 47, la medida electoral progresista aprobada por el 60% de los votantes estatales en 2014 que redujo ciertos delitos de robo y posesión de drogas de graves a menores para ayudar a abordar el hacinamiento en las cárceles. En los últimos años, la Proposición 47 se ha convertido en el foco de los críticos que dicen que California es demasiado laxa con el crimen.

También convertiría la posesión de fentanilo en un delito grave y autorizaría a los jueces a ordenar que aquellos con múltiples cargos por drogas reciban tratamiento. Los defensores dijeron que la iniciativa es necesaria para cerrar lagunas en las leyes existentes que han dificultado el procesamiento de cargos por hurto y relacionados con drogas.

Pero los legisladores dijeron que la propuesta de los minoristas es demasiado amplia. Les preocupa que esos cambios encarcelen de manera desproporcionada a personas de bajos ingresos y a aquellos con problemas de uso de sustancias en lugar de apuntar a cabecillas que contratan a grandes grupos de individuos para robar productos para revenderlos en línea.

Los líderes estatales, incluido Newsom, habían rechazado repetidamente los llamados a deshacer la Proposición 47 o a volver a los votantes para solicitar reformas contra el crimen.

Los legisladores demócratas estaban acelerando un paquete legislativo de 13 proyectos de ley que perseguirían a los esquemas organizados de revendedores en línea y a los ladrones de automóviles y proporcionarían fondos para consejeros en adicción a las drogas. Los líderes estatales planearon convertir las propuestas en leyes tan pronto como este mes y anular el paquete si los votantes aprueban la propuesta de los grupos empresariales en noviembre. Abandonaron ese plan el sábado por la noche.

A los demócratas también les preocupa que la propuesta dura contra el crimen de los minoristas impulse a más votantes republicanos y conservadores a las urnas en contiendas disputadas por la Cámara de Representantes de Estados Unidos que podrían determinar el control del Congreso.

El crimen se perfila como el principal tema político en las elecciones de noviembre en California. La alcaldesa de San Francisco, London Breed, y el fiscal de distrito de Los Ángeles, George Gascón, enfrentan duras candidaturas a la reelección contra rivales que han criticado sus enfoques sobre el crimen y el castigo.

Contáctanos