Padres preocupados por indigentes en parque

Quieren que la ciudad se haga cargo del problema ya que muchos niños juegan allí.

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Denuncian inseguridad en parque de West Covina

    Residentes de West Covina denuncian serios problemas de inseguridad para sus hijos debido a la presencia de indigentes que se han apoderado de un parque de esa ciudad. (Publicado jueves 18 de octubre de 2018)

    Indigentes invaden el Parque del Norte en West Covina y padres de familia están preocupados por la seguridad de sus niños.

    Padres de familia y los jugadores de baseball de la Liga Nacional Infantil de West Covina quieren que la ciudad se haga cargo del problema ya que han notado el aumento de indigentes en el área.

    Una madre de familia, Juliana Caballero, grabó un video que enseña el lugar en donde su hijo y otros pequeños jugadores juegan. El lugar ya se ha convertido en una zona de descanso para indigentes los cuales dejan orina, heces fecales y pipas para fumar marijuana al alcance de los niños.

    En una reunión del ayuntamiento de la ciudad de West Covina el martes por la noche, los padres demandaron que sus preocupaciones fueran reconocidas y que se hiciera algo al respecto.

    “Esto no es una casa”, dijo uno de los jugadores de la pequeña liga llamado Esteban García, “Esto es un parque para que la gente juegue, se divierta y practique el deporte”.

    El olor y la basura en el parque han llegado a tal grado de que las prácticas de los pequeños se han cancelado para prevenir problemas de seguridad e higiene.

    “Se pueden oler los orines y las heces” dice una madre de familia.

    Ella explicó que incluso encontraron un hoyo en la tierra que al parecer usan los indigentes para hacer sus necesidades ahí mismo.

    En la noche, el parque se convierte en el centro en donde los indigentes se juntan en cuanto oscurece.

    “La situación ha empeorado”, dice la madre de familia. “Hay muchos indigentes y no tengo idea de dónde vienen”.

    Lloyd Johnson, el alcalde de la ciudad, dice que los indigentes no son criminales y ha ordenado que las patrullas supervisen el parque y recojan la basura, pero los padres de familia dicen que eso no es suficiente.

    “Parece que lo quieren tapar con un dedo”, dice Juliana. “Hasta que no vea que hacen algo, no voy a creerlo”.

    La junta de ayuntamiento sugirió añadir más luces y derribar las paredes en el parque para que los indigentes no tengan donde esconderse, pero los padres de familia serían los responsables de los costos.