Pagó por paneles solares pero la cuenta se quintuplicó