Observatorio Griffith: una de las estrellas más brillantes de Los Ángeles