Salvaje ataque a empleada de McDonald’s por kétchup