Miles de hogares amenazados por las llamas