Fotos: El hispano, ¡muy codiciado!