Estrena en Netflix la segunda temporada de “Ingobernable”

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Desayuno de Campeones
    EFE
    Al igual que en la primera temporada, Del Castillo rodó sus escenas fuera de México tras ser requerida por las autoridades por haber estado en contacto con el exlíder del Cartel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, actualmente recluido en Nueva York.

    CIUDAD DE MÉXICO - Tras una primera temporada en la cual la primera dama fue falsamente acusada de asesinar al presidente, “Ingobernable”, la serie de Netflix protagonizada por Kate del Castillo, regresa el viernes con más drama político: retrata a un México imaginario a un paso de un golpe de Estado, desbordado por el crimen y la corrupción.

    Según algunos de sus actores, esta ficción se ha alejado más de la realidad tras las elecciones de julio pasado.

    “Con esta segunda temporada ya no es un ‘así está México, sino un hacia ahí podemos llegar, hacia ahí íbamos y ahí no queremos llegar’”, dijo la actriz Alicia Jaziz, quien interpreta a “María”, la hija de la primera dama “Emilia Urquiza”, en un encuentro reciente con periodistas.

    Jaziz y el actor Alberto Guerra, quien interpreta a “Canek”, uno de los vecinos del conflictivo barrio de Tepito y amante de la primera dama, celebraron el cambio democrático y pacífico que vivió México en las elecciones presidenciales en las que resultó ganador Andrés Manuel López Obrador. Por primera vez el país eligió a un presidente de un partido de izquierda y por una amplia mayoría (53.1%), terminando así con meses de incertidumbre sobre el resultado electoral.

    “Nosotros en México tuvimos la oportunidad de hacer un cambio justamente de la forma contraria que en ‘Ingobernable’. En ‘Ingobernable’ es a base de armas, a base de atrincherarse a base de muerte, muertos, más muertos y más muertos”, dijo Guerra. “A lo mejor ahora lo vas a poder ver como latinoamericano o como mexicano con un poco más de paz”, agregó.

    Al igual que en la primera temporada, Del Castillo rodó sus escenas fuera de México tras ser requerida por las autoridades por haber estado en contacto con el exlíder del Cartel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, actualmente recluido en Nueva York. La actriz dijo en una entrevista con la periodista mexicana Pati Chapoy, previa al estreno de la segunda temporada de la serie, que está libre tras el caso abierto en 2016 y archivado un año despúes, pero que todavía desconfía del gobierno mexicano. Del Castillo sí pudo rodar en Colombia.

    Para la primera temporada, la producción y el resto del elenco tuvieron que adaptarse sin mucha planeación a que las escenas de la actriz fueran recreadas en California. Ahora hubo más tiempo y menos viajes para el resto del elenco, dijo Jaziz: “Viajábamos cuando realmente era necesario, hubo una mucho mejor planificación”.

    En el capítulo que se estrena el viernes, el ejército realiza una imponente redada en Tepito, donde se encuentra atrincherada “Urquiza”, quien tras esto es secuestrada y torturada para obligarla a confesar que asesinó a su esposo ante las cámaras de televisión en un operativo montado.

    De hecho, uno de los temas centrales de la serie será la mentira en los gobiernos y en los medios, algo que parece resonar más allá de la región. De acuerdo con datos proporcionados por Netflix, 60% de la audiencia de “Ingobernable” está afuera de México.

    “Me tocó un (turista) chino, literal, en un Starbucks. Él no hablaba ni inglés ni español, no entendí muy bien cómo fue su viaje, pero sí dijo ‘Canek, Canek, Canek’”, dijo Guerra.

    “María”, por su parte, empieza la temporada secuestrada.

    “Van a ver una ‘María’ con muchas traiciones”, adelantó Jaziz.