Cuando Puyol les quitó de sus cabezas el sueño de ser campeones

Alemania – España / Semifinales, Sudáfrica 2010

Habían pasado 72 minutos y España se acercaba con seguridad a su primera semifinal en una Copa del Mundo. Antes, durante el medio tiempo, Carles Puyol le había dicho a Xavi Hernández que le colocara el balón en el punto de penal de haber la oportunidad de un tiro de esquina. Y así ocurrió. En el minuto 73, Puyol le empacó las maletas a los alemanes con un cabezazo que el guante de oro de Manuel Neuer no pudo parar, logrando colocar a la madre patria en la final. España 1 y Alemania 0.

La mano de Dios

Argentina – Inglaterra / Cuartos de final, México 1986

La rivalidad en entre Argentina e Inglaterra pasó de las islas Malvinas – donde ambas se enfrentaban en un conflicto bélico – y tomó forma de fútbol el 22 de junio de 1986 en el Estadio Azteca. Allí, en el minuto 51, Diego Maradona se abría paso con el balón entre la defensa inglesa. Al no encontrar más espacios, le cedió el esférico a Jorge Valdano, a su derecha. Éste optó por devolvérselo para evitar la presión de Steve Hodge, quien, tras un intento frustrado para despejar el balón, provocó que saliera disparado hacia atrás, donde se encontraban Maradona y el portero Peter Shilton. Ambos saltaron, pero la “mano de Dios” subió más alto que los 20 centímetros de estatura que le llevaba el inglés al capitán argentino, marcando el primero para la albiceleste.

El gol del siglo

Argentina – Inglaterra / Cuartos de final, México 1986

Apenas habían pasado 4 minutos desde que “la mano de Dios” anotara el primer gol para Argentina. Apenas 4 minutos y Diego Armando Maradona volvería a enviar el balón al fondo de la red inglesa, pero esta vez con una jugada magistral e individual, llevando el balón desde mitad de cancha y dejando en el camino a 6 jugadores ingleses: Glenn Hoddle, Peter Reid, Kenny Sansom, Terry Butcher, Terry Fenwick, y al portero Peter Shilton. Algunos dijeron que el primero de los goles no debía contar, pero que el segundo valía por dos. El marcador terminaría con 2 para Maradona y 1 para Inglaterra.

La mejor narración de una jugada mundial

Argentina – Inglaterra / Cuartos de final, México 1986

Esa jugada espectacular en la que Diego Armando Maradona llevó él solito el balón desde media cancha hasta la portería inglesa, es doblemente emocionante gracias a la narración apasionada del comentarista uruguayo Víctor Hugo Morales.

“Ahí la tiene Maradona, lo marcan dos, pisa la pelota Maradona, arranca por la derecha el genio del fútbol mundial, deja el tendal y va a tocar para Burruchaga... ¡Siempre Maradona! ¡Genio! ¡Genio! ¡Genio! Ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta... Gooooool... Gooooool... ¡Quiero llorar! ¡Dios Santo, viva el fútbol! ¡Golaaazooo! ¡Diegoooool! ¡Maradona! Es para llorar, perdónenme... Maradona, en una corrida memorable, en la jugada de todos los tiempos... Barrilete cósmico... ¿De qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés, para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina? Argentina 2 - Inglaterra 0. Diegol, Diegol, Diego Armando Maradona... Gracias Dios, por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas, por este Argentina 2 - Inglaterra 0”.

Se corona el nuevo rey de los goles mundiales

Alemania – Brasil / Semifinales, Brasil 2014

Fue en lo que los brasileños bautizaron como el “mineinazo”, la goleada apabullante de Alemania a Brasil por 7-1 en las semifinales del Mundial 2014, cuando el legendario Miroslav Klose se coronó en el minuto 23 del partido como el máximo goleador en la historia de los Mundiales, con 16. Detrás del alemán (nacido en Polonia), están ahora el brasileño Ronaldo, con 15, y su compatriota Gerd Müller, con 14. Klose logró esta fantástica gesta durante cuatro mundiales y en cada partido en el que el jugador anotó, Alemania venció en el marcador.

Un gol para la gloria de un amigo y de toda España

España – Holanda / Final, Sudáfrica 2010

Seguramente ha sido uno de los días más felices para él y para los españoles. El 11 de julio de 2010, en el minuto 116 de la final entre España y Holanda, ambos al límite, le cayó el balón a Andrés Iniesta y remató en el nombre de su equipo, de España y especialmente en el de su fenecido amigo y capitán del Espanyol, Dani Jarque. Esto lo vio el mundo entero cuando, después de marcar el gol campeón, Iniesta se quitó la camiseta para mostrar el mensaje que había en otra camiseta que llevaba puesta: Dani Jarque siempre con nosotros. Jarque murió en el verano de 2009 a causa de una insuficiencia cardiaca, durante una gira de pretemporada en Italia.

El golazo de James Rodríguez

Colombia – Uruguay / Octavos de final, Brasil 2014

En los octavos de final del Mundial de Brasil ocurrió uno de los goles más impecables en la historia del torneo, y el gol más importante en la historia de la selección colombiana. En un Maracaná colmado de sus paisanos, a los 28 minutos de juego, James Rodríguez durmió el balón sobre su hombro y lo pateó en el aire, encontrando un ángulo que pocos pueden lograr. El balón pasó por encima de la mano del portero uruguayo Fernando Muslera a 45 millas por hora. Sin duda, este remate de 25 metros se recordará como la anotación más hermosa e importante de Colombia en un Mundial.

El maracanazo

Uruguay – Brasil / Partido decisivo, Brasil, 1950

Antes del “mineirazo” llegó su padre: “el maracanazo”. Ambos imposibles de borrar de la memoria futbolística brasileña. Un trauma nacional. Era el último partido de la fase final del Mundial de 1950 ante 199,854 asistentes. Brasil solo debía empatar ante Uruguay para consagrarse campeón. Y en un empate se mantuvo el marcador desde el minuto 66: 1-1. Pero a 11 minutos de la final, la Celeste y su crac Alcides Ghiggia voltearon el juego y lograron un triunfo de 2-1 que enmudeció a medio Maracaná y más.

#NoEraPenal

México – Holanda / Octavos de final, Brasil 2014

Una falta al capitán Rafael Márquez luego de que el delantero holandés Arjen Roben se lanzara al suelo cual piscina, terminó con los sueños mundialistas de la escuadra mexicana – y con una linda jornada hasta ese momento – pero dio inicio al #NoEraPenal. El penal le dio el triunfo a “la naranja mecánica”, lo cual fue un desafortunado final para un país que se toma el fútbol muy en serio. Pero lo que ocurrió a raíz de esa falta mal pitada demostró que la ironía y el humor son también parte del pueblo mexicano. Incontables tuits con el hashtag NoEraPenal y memes de todo tipo inundaron las redes sociales, creando un movimiento que fue sanando con la risa aquella herida injusta para millones de mexicanos y otros hermanos latinos. A la fecha de hoy, los internautas continúan tuiteando con el hashtag #NoEraPenal.