El Recluso apuesta por todo