El contenido siguiente ha sido creado en colaboración con First 5 LA. El mismo no representa las opiniones del equipo editorial de las estaciones de Telemundo. Para conocer más sobre First 5 LA, visita First5LA.org.

Desde un aumento del desarrollo cerebral hasta una visión ampliada del mundo, son muchos los beneficios a largo plazo para las niñas y los niños que dedican al menos 20 minutos al día a la lectura. Pero ¿qué pasos prácticos puedes tomar como padre o madre para ayudarlos a desarrollar el amor por la lectura? ¿Cómo los animas a leer? Aquí te damos cinco ideas para comenzar:

Procura leer en voz alta
Leer en voz alta con tus hijos es una forma de desarrollar su vocabulario, habilidades de atención y comprensión. Pero también puede agregar un poco más de emoción a cualquier libro. Haz que la historia sea más divertida usando voces diferentes para cada personaje y una voz expresiva para las partes dramáticas. Intenten turnarse para leer juntos en voz alta, eligiendo un personaje para el cual cada uno proporcionará una voz en particular. También pueden agregar efectos de sonido a las palabras que así lo permitan. 

Elige libros que sean de su interés
Leer algo que refleje sus pasiones hace que vean la lectura menos como una tarea y más como una actividad divertida que querrán hacer. ¿A tus hijos les fascinan los aviones o los automóviles? Consigue libros con imágenes de aviones y autos para mantenerlos enganchados a lo largo de la lectura. Lo mismo ocurre con las niñas, las princesas, los castillos, las muñecas, lo que sea que les guste, captará su atención muy rápidamente.

Haz que sigan la trama
Cuando los niños no entienden de qué se trata una historia, es probable que consideren la lectura como una tarea. Para evitar esto, asegúrate de involucrarlos en la lectura, es decir, hacerles preguntas que los ayuden a seguir la trama y encontrar el significado de lo que ocurre. Por ejemplo, antes de que comiencen a leer un texto, permite que miren las ilustraciones y hazles preguntas para crear expectativa, tales como "¿de qué crees que es la historia?" o "¿qué crees que hará el personaje?". Preguntas como estas ayudan a los niños a predecir la historia, mientras que las ilustraciones a menudo les dan pistas de las palabras que tienen problemas para pronunciar.

Planea una fiesta de la lectura
Organiza una fiesta que combine comida, diversión y lectura. ¿Qué tal una "fiesta de palomitas de maíz y rimas"? ¿O una "fiesta de pizza e historias de miedo"? En esta celebración los niños deberán leer un libro y luego ilustrar la historia de una forma creativa, ya sea con una obra de teatro, una canción o un dibujo; seguro que hasta el lector más reacio querrá participar.

Conecta los libros con la vida real
Qué mejor manera de darle vida a los libros que teniendo experiencias reales de lo leído. Por esto, lean libros de aventuras antes de ir a un campamento, libros de dinosaurios antes de visitar un museo, libros de frutas y verduras antes de ir al supermercado, libros de caballos antes de ir al campamento de equitación, o una biografía de un jugador de béisbol o de fútbol favorito antes de visitar un salón de la fama deportivo. Esto ayudará a que la lectura (y el aprendizaje) sea más emocionante para tus hijos. 

Incentivar el buen hábito de la lectura en los niños tiene muchos beneficios para su desarrollo. Por eso, First 5 LA está comprometido en ayudar a la formación intelectual, social y emocional de la niñez del Condado. Para más información, haz clic aquí

Contáctanos